El sociólogo y motivador deportivo José Jacinto Muñoz, nos explicó en el video la diferencia entre ambición y avaricia e indicó que lo general  culturalmente le tenemos miedo a la ambición, y esta no es más que el deseo ardiente de alcanzar algo, mientras que la avaricia es igual, pero sin importar a quien me lleve por delante.

Muñoz comentó que tener ambición no es malo, por el contrario la confianza nos lleva a la ambición y cuando es sana  nos permite competir, “y es ahí donde debemos entrar”, es decir, es una parte de la vida que nos lleva a un equilibrio.

felicidad

Foto referencial

Aseguró que existe un límite entre la avaricia y la ambición y es la humildad. Esta última no significa sentirse ni por debajo ni por encima de los demás. Significa no sobreestimarte, no hacer daño ni humillar a la gente que nos rodea.

Lea también: Relación entre amor y dependencia emocional