La ansiedad está relacionada con aquellas experiencias desagradables o que nos causan estrés durante el día a día. Para los psicólogos son muchos los contextos con lo que se asocia este fenómeno psicológico.

Es por eso, que saber cómo controlar la ansiedad puede resultar muy útil y beneficiosos para nosotros,  ya que existen varias estrategias para conseguir minimizar los efectos psicológicos de este fenómeno bastante común.

¿Cómo controlar la ansiedad?

La ansiedad es un estado de activación del sistema nervioso que se orienta hacia la anticipación de un peligro, ya sea real o imaginario. Al ser algo tan general, tiene una vertiente fisiológica y una vertiente psicológica: en la primera aparecen fenómenos como los temblores, la sudoración y la aceleración del pulso, y en la segunda hay fenómenos como la emoción del miedo, las ganas de evitar un estímulo aversivo, y las dificultades para controlar las respuestas emocionales ante una situación.

Pero  ¿cómo podemos controlar la ansiedad y hacer que sus efectos queden debilitados o incluso que desaparezcan? Entérate aquí:

Foto Referencial

Lea también: ¿Se puede prevenir la ansiedad?

Elimina los atracones por ansiedad

Muchos de nosotros caemos en la trampa de acudir a la nevera para atiborrarse de comida cada vez que notamos que la ansiedad está llegando a ser excesiva.

Esto puede ser una solución, pero a muy corto plazo, ya que tiene un efecto muy dañino a medio y largo plazo. ¿Por qué? Porque se entra en una dinámica de recompensar la aparición de episodios de ansiedad. El cuerpo se acostumbra a esta vida emocional ajetreada y que, por supuesto, resulta de todo menos sana.

Cuídate y haz deporte moderado

En ocasiones se nos olvida que la ansiedad también está conectada con nuestra autoestima y autoconcepto. Si creemos que somos seres insignificantes y siempre que pensamos en nosotros nos concentramos solo en nuestras imperfecciones, obviamente llegaremos a la conclusión de que el día a día está lleno de peligros para nosotros, y que por consiguiente debemos estar siempre alerta.

Algo tan sencillo como practicar deporte con regularidad, comer sano y mantener una buena higiene personal hará que nos sintamos mejor con nosotros mismos.

carera

Foto referencial

Practica técnicas de respiración

Nuestro estado de ánimo y las emociones dependen en gran parte del grado de activación del sistema nervioso. Si falta oxígeno, experimentaremos más estrés, ya que nuestro cuerpo entrará en fase de alarma para encontrar una solución a esa situación. Lo que pasa es que parte de ese déficit de oxígeno puede deberse a cómo respiramos.

Las técnicas de respiración ayudan a sacar el máximo potencial de nuestros pulmones, y esto nos permite obtener una ventaja significativa en los momentos concretos en los que nos sentimos demasiado activados.

Deja lo que estés haciendo y sal a pasear

La ansiedad se debe al hecho de estar rodeados de elementos que nos recuerdan algo que nos preocupa. Por eso, es útil desconectarse, al menos por un momento, para luego volver con las fuerzas renovadas.

Al salir a pasear, tenemos la posibilidad de encontrar nuevos estímulos que reclaman nuestra atención y que nos permiten “refrescar” la mente. Concretamente, si se sale por lugares totalmente desconocidos, los referentes que evocan los recuerdos vinculados a lo que nos preocupa serán mucho menos abundantes.

SHOT Antienvejecimiento

Foto Referencial

Evita la cafeína

Si consumes productos con cafeína, como el café o ciertas bebidas de cola, estarás poniéndote trampas. Recuerda que la distinción entre cuerpo y mente es tan solo un espejismo, y muchas de las sustancias que consumimos habitualmente afectan a cómo nos sentimos. La cafeína hace que nos volvamos propensos a activarnos ante estímulos a los que normalmente no daríamos mucha importancia. Controlar la ansiedad se consigue también desde la dieta.

Duerme bien

Esta condición es indispensable y fisiológica, ya que en estado soñoliento es muy fácil que las situaciones cotidianas nos sobrepasen. Dormir bien hace que estemos mucho más preparados para afrontar el día a día.

Lea también: ¿Cuánto sabes sobre los trastornos del sueño? (+ video)

Con Información de: psicologiaymente.net

Comenta y se parte de nuestra comunidad