El linfoma es un cáncer que afecta a los linfocitos o células blancas que se encuentran alojados dentro de los nódulos o ganglios del sistema linfático, parte del sistema inmunitario del cuerpo que ayuda a combatir infecciones y enfermedades. El linfoma puede afectar también otros tejidos como el hígado y el bazo, y si la médula llega a ser afectada puede producirse anemia u otro cambio en las células de la sangre.

Existen dos tipos de linfoma: Hodgkin y no Hodgkin, y puede presentarse tanto en niños como en adultos. La mayoría de las personas con esta afección, presentan el Hodgkin clásico, en el cual se encuentran linfocitos anormales grandes en ganglios linfáticos, llamados células Reed- Sternberg. Cuando un tipo de glóbulos bancos llamados células T o células B se hacen anormales, es cuando comienzan los linfomas no Hodgkin, los cuales pueden crecer de manera lenta o rápida.

El linfoma de Hodgkin afecta a seis personas de cien mil cada año, según algunos estudios que se han realizado, y según estos estudios supone un 5 % de los cánceres infantiles.

¿Cuáles son las causas del linfoma?

Lamentablemente, aún se desconocen las causas que desencadenan un linfoma. Sin embargo, en algunos casos puede estar asociado con una infección originada por bacterias como helicobacter pylori, borrelia o por virus como el Epstein Barr. También puede estar asociado con factores como los tintes de cabello, insecticidas y las radiaciones ionizantes, pero todavía no se tienen evidencias concluyentes.

Son varios los síntomas asociados a esta enfermedad:

• Crecimiento de los ganglios linfáticos en cuello, axilas o ingle.
• Perdida inexplicable del peso corporal.
• Fiebre alta.
• Excesiva transpiración nocturna.
• Picazón generalizada.
• Fatiga crónica.
• Pérdida de apetito.
• Tos recurrente o dificultada para respirar.
• Dolor de abdomen, pecho o huesos.
• Abdomen hinchado.
• Sensación de estar lleno luego de comer una cantidad pequeña de comida.

El diagnóstico preciso y temprano es muy importante, esto hará que se recolecten los datos necesarios para recibir el tratamiento adecuado. Lo importante es que el linfoma de Hodgkin puede curarse. El consejo para una vida saludable es mantener una dieta equilibrada y realizar actividad física, esto tanto si eres paciente oncológico o no.

Inspirulina-

Comenta y se parte de nuestra comunidad