El mango posee más de 20 vitaminas y minerales. Es una fruta rica en fibra, vitamina A y K, potasio y magnesio, entre otros nutrientes. Además y contienen un aporte calórico de 62 calorías por cada 100 gramos, lo que significa que es una excelente fruta a la que no hay que tenerle miedo.

Esta fruta puede consumirse de muchas formas, la más común por supuesto es de forma natural, la cual puede variar si la fruta está verde o madura, o el tipo de mango que se consume. En Venezuela existen dos tipos: Hilacha y Bocado, los cuales se diferencian mucho en sabor. También puede consumirse como mermelada o como “jalea”.

Lea también: Mango a la parrilla con ricotta

Beneficios para la salud

El mango es una fruta llena de sabor y de muchos beneficios para la salud. Descúbrelos aquí

Ayuda a detener la degeneración macular asociada a la edad: El antioxidante Zeaxantina que se halla en el mango, filtra los rayos de luz azul dañina, y se presume que desempeña un papel protector en la salud de los ojos. Distintos estudios han justificado que una mayor ingesta de todas las frutas en general, 3 o más porciones al día, reduce el riesgo de la degeneración macular asociada a la edad.

Permite prevenir el asma: Los peligros para el desarrollo de asma son más bajos en las personas que comen una gran cantidad de ciertos nutrientes. Uno de ellos es el betacaroteno, que se localiza en el mango, la lechosa, los albaricoques o el brócoli.

Mantiene la salud ósea: Una baja ingesta de vitamina K ha sido asociada con un mayor peligro de fractura ósea. Por tanto, el consumo adecuado de vitamina K, presente también en el mango, es importante para optimizar la absorción de calcio.

mango-a-tu-salud

Favorece la digestión: Debido a su contenido en fibra y agua, ayuda a prevenir el estreñimiento y a fomentar la regularidad.

Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares: Muchos estudios han demostrado que un incremento del consumo del potasio y una reducción del sodio es la mezcla ideal para disminuir el riesgo de enfermedades relacionadas con el corazón.

El cabello y la piel también se benefician 

Esta fruta es ideal para suavizar y proteger el cabello de problemas como la resequedad. Solo hay que preparar un acondicionador con una taza de puré de mango, 1 cucharada de yogur y 2 yemas de huevo. Aplicar por todo el cabello y dejar actuar durante 20 minutos.

También la caspa puede solventarse con esta fruta. Para ello se debe aplicar su pulpa en forma de puré en todo el cuero cabelludo y dejarlo actuar por 30 minutos.

Foto Referencial

Por su alto contenido de vitamina A, contribuye a disminuir la apariencia de las cicatrices y manchas. Además, proporciona un extra de suavidad y luminosidad a la piel. Combinado con otros ingredientes, como la leche y la miel, puede ayudar a combatir las espinillas y los puntos negros. Asimismo, es ideal para combatir los signos del envejecimiento por ser rico en antioxidantes.

Lea también: Helado de mango: Una merienda deliciosa y nutritiva

Comenta y se parte de nuestra comunidad