A pesar que los médicos especialistas no conozcan la causa exacta de lo que produce la Trisomía del par 21, sí han determinado posibles orígenes del Síndrome de Down:

  • Factores hereditarios: como los casos de madre afectada por el síndrome,  familias con varios niños afectados y aquellos casos en que existe la posibilidad de que uno de ellos, con apariencia normal, posea una estructura cromosómica en mosaico, con mayor incidencia de células normales.
  • Edad de la madre: también puede influir en la adquisición del síndrome ya que el nacimiento de un niño con Síndrome de Down es más  frecuente a partir de los 35 años.
  • Procesos infecciosos: Los agentes más significativos en la aparición del síndrome parecen ser los de la hepatitis y la rubeóla.
  • Exposición a radiaciones: investigaciones indican que se da una mayor incidencia de Síndrome de Down cuando los padres han estado expuestos a radiaciones.
  • Algunos agentes químicos: que pueden determinar mutaciones genéticas, como el alto contenido en flúor del agua.
  • Desórdenes tiroideos: otros autores apuntan a la relación entre algunos desórdenes tiroideos en las madres y el Sídrome de Down.
  • Índices elevados de Inmoglobulina y Tiroglobulina: también se indica una relación entre el Síndrome de Down y un índice elevado de inmunoglobulina y de tiroglobulina en la sangre de la madre, encontrándose a su vez un aumento de anticuerpos asociado a una mayor edad de ésta.
  • Deficiencias vitamínicas: pueden conllevar a una hipovitaminosis que favorece la aparición de una alteración genética.

Fuente: http://www.aulafacil.com/

También puedes consultar: