El tejido que constituye cada uno de nuestros huesos se forma por un proceso de formación y reabsorción simultáneo. La osteoporosis ocurre cuando la generación de tejido óseo nuevo es más lenta que la reabsorción o eliminación de hueso viejo. Un hueso sano tiene predominio de formación, y está demostrado que el pico máximo de este proceso ocurre alrededor de los 20 años de edad. En este sentido, el desarrollo de esta patología se relacionará con el desarrollo de tejido óseo alcanzado en esta etapa temprana de la vida, de manera que cuando ocurra el proceso de envejecimiento, cuando comienza el enlentecimiento de la formación de hueso, la “reserva” de tejido óseo sea suficiente para evitar la aparición de esta entidad.

osteoporosis

Imagen referencial

El diagnóstico se realiza habitualmente con un estudio denominado densitometría ósea, que mide la densidad de este tejido, una prueba indolora que examina algunos huesos como la columna, cadera o las muñecas en caso de despistaje.

Lea también: ¿A qué se debe el dolor premenstrual?

¿Cuáles son las causas de esta patología?

Aunque está relacionado con ciertas características como la raza blanca, edad avanzada, estatura y peso bajo, antecedentes familiares de osteoporosis y en especial las mujeres menopaúsicas, existen otros factores asociados al desarrollo de esta enfermedad:

Ingesta baja de calcio: desde temprana edad es importante aportar al organismo los niveles adecuados de calcio.
Ingesta de medicamentos: como los corticosteroides, drogas antineoplásicas para el cáncer de mama o próstata, anticonvulsivantes
– Afecciones como enfermedad renal o hepática, lupus, melanoma múltiple, artritis reumatoide, enfermedad celíaca, hipertiroidismo.
Estilo de vida sedentario.
Alcoholismo y tabaquismo

Lea también: ¿Qué importancia tiene el cuidado de la piel de los genitales?

¿Cuáles son los síntomas de la osteoporosis y que complicaciones puede tener?

Al principio la enfermedad suele ser asintomática. Inicialmente se presenta un proceso previo denominado osteopenia, que es la etapa previa a la instauración de la osteoporosis, y donde es recomendable iniciar la prevención y tratamiento antes ocurre mayor desgaste óseo.

osteoporosis

Imagen referencial

Una vez que se realiza el diagnóstico de osteoporosis, pueden presentarse síntomas como dolor de espalda, pérdida de estatura, encorvamiento, y una de las complicaciones más temidas, como es la fractura espontánea de algún hueso como las vértebras o ante cualquier caída, como es el caso de la fractura de cadera; aquí radica la importancia de tratar esta enfermedad, debido a los riesgos que representan estos procesos, como la discapacidad y la mortalidad asociada en estos casos.

Lea también: Uso del láser en el tratamiento de la resequedad vaginal

¿Cómo podemos prevenirla?

Principalmente con una buena alimentación desde la juventud, con ingesta adecuada de alimentos ricos en calcio como lácteos, vegetales de hoja verde como la espinaca, sardinas, alimentos fortificados con calcio. El aporte adecuado de vitamina D, que puede obtenerse mediante la luz solar, o suplementos vitamínicos. Adicionalmente la práctica de ejercicio, como aquellos donde se realice estiramientos y el levantamiento de peso, que ayuda a fortalecer los músculos; también son recomendables ejercicios como el Pilates, caminar, subir escaleras, y rutinas como el Thai Chi que ayudan a mejorar el equilibrio y evitar el riesgo de caídas.

osteoporosis

Foto referencial

Y en aquellos casos de mujeres con menopausia precoz, es decir antes de los 40 años, es importante consultar a tu médico ginecólogo o endocrinólogo para iniciar las estrategias de prevención de esta patología.

Por. Dra. Peggi Piñango