La epilepsia es un trastorno cerebral en el cual una persona tiene episodios de actividad descontrolada y anormal de las neuronas que puede causar cambios en la atención o el comportamiento. Dichos episodios se conocen como crisis epilépticas.

Explica el portal Medline.plus que la epilepsia generalmente se produce cuando ocurren cambios permanentes en el tejido cerebral hacen que el cerebro esté demasiado excitable o irritable. Como resultado de esto, el cerebro envía señales anormales, lo cual ocasiona convulsiones repetitivas e impredecibles.

Esta enfermedad puede deberse a un trastorno de salud o a una lesión que afecte el cerebro o la causa puede ser desconocida (idiopática). Pero también a alguna de las siguientes causas conocidas:

  • Accidente cerebrovascular o accidente isquémico transitorio (AIT)
  • Demencia, como el mal de Alzheimer
  • Lesión cerebral traumática
  • Infecciones, como absceso cerebral, meningitis, encefalitis y VIH/SIDA
  • Problemas cerebrales presentes al nacer (anomalía cerebral congénita)
  • Lesión cerebral que ocurre durante o cerca del momento del nacimiento
  • Trastornos metabólicos presentes al nacer (como fenilcetonuria)
  • Tumor cerebral
  • Vasos sanguíneos anormales en el cerebro
  • Otra enfermedad que dañe o destruya el tejido cerebral

epilepsia

Lea más: Epilepsia: Expertos abordan impacto de la dieta cetogénica

Crisis de epilepsia

Aunque hay una mayor probabilidad de convulsiones en adultos mayores de 60, las convulsiones epilépticas pueden suceder a cualquier edad. Las crisis  epilépticas pueden ocurrir con contracciones en todo el cuerpo, tras las cuales la persona pierde la conciencia y entra en sueño profundo. Pero también, puede  suceder que el paciente NO pierda la conciencia  y vea cómo comienzan las contracciones o que  quede totalmente inmóvil, con la mirada fija durante segundos o minutos.

En el siguiente video, puedes conocer más acerca de esta enfermedad, así como las recomendaciones de Mayo Clinic para convivir con un paciente epiléptico: