Mucha gente asocia el dormir con flojera o debilidad, pero más allá de esa falsa creencia, dormir es una necesidad fisiológica del individuo, así lo aseguró el neurólogo Claudio Cárdenas, médico de la clínica soñar.

Cárdenas explicó durante una entrevista en el programa radial A Tu Salud La Revista que la Sociedad Mundial del Sueño está alertando con mayor fuerza cada vez, que “estamos durmiendo una hora menos que hace 10 años”, lo que puede ocasionar una serie de problemas en cualquier etapa de la vida de una persona, y puso como ejemplo, el riesgo de depresión temprana en la adolescencia por la privación de sueño.

El neurólogo expresó que dormir no significa estar casando, “uno duerme porque es un ciclo natural del cuerpo, en donde se regulan todos los sistemas”, y se sabe científicamente que los individuos deben tener en las noches al menos cinco ciclos de oscilación en todas las estaciones del sueño.

dormir

Foto referencial

¿Cuánto sabes sobre los trastornos del sueño? (+ video)

Cómo reconocer un Trastorno del sueño

Indicó que una persona puede notar si tiene o no algún trastorno del sueño cuando por ejemplo le cuesta conciliarlo, o cuando se despierta y ya no puede volver a dormir, o cuando se despierta muchas veces y se mantiene consiente. “Todos nos despertamos en las noches, se llama micro despertares, pero uno no recuerda todas las veces que se despierta, porque sencillamente uno se da media vuelta y sigue durmiendo y si el tiempo de conciencia no es mayor a 10 segundos uno no lo recuerda, pero cuando pasa ese tiempo si lo recordamos” comentó el especialista en sueño.

Otra manera de reconocer si una persona tiene algún trastorno del sueño, es cuando despierta y atraviesa u por un despertar confuncional, es decir, cuando la persona despierta confusa, “dónde estoy, qué día es hoy, qué hora es”, y es ahí cuando la persona puede notar si tuvo un sueño reparador o no, o si en cambio le hace falta dormir más.

Foto Referencial

Síntomas del mal sueño

Son muchos los síntomas del mal sueño aseveró el Dr. Cárdenas, pero entre los más comunes destacan:

  • Pesadez en la cabeza.
  • Ardor o malestar en los ojos.
  • Decaimiento.
  • Sensibilidad a la temperatura, entre otros.

Tipos de sueño

El galeno comentó los tipos de sueño que existen:

  • Híper somnolencia: que es cuando la persona por genética tiende a dormir mucho
  • Somnolencia excesiva: Por lo general este tipo de sueño no es reconocido por las personas. Esta tiende a roncar y tiene un la dormir, siempre está cansado, pero se lo atribuye a sus obligaciones diarias.
  • Privador del sueño: Esta persona duerme menos de lo que debería y cuando lo hace realmente está recuperando la deuda larga de sueño.

Asimismo precisó que de acuerdo a varios estudios, entre los 18 y 65 años se debería dormir siete horas de manera regular para garantizar un buen estado de salud. Sin embargo, aseguró que no todo el mundo tiene que dormir esa cantidad de horas, “hay personas que con dormir menos horas se sienten muy bien durante el día”.

dormir

Foto Referencial

Cómo corregir un trastorno del sueño

El sueño es una función animal y muchas veces invadimos ese tiempo con elementos que llenan de preocupación, por lo que no hay que permitir que esos factores de vigilancia invadan la calidad del sueño, por lo que el Dr. Claudia Cárdenas, recomienda:

  • Mantener el lugar donde se va a dormir libre de distractores como los celulares, tablets o laptos.
  • Evitar la luz blanca en la habitación y sustituirla por luz amarilla.
  • Bajar el brillo del teléfono y televisor.
  • Soltar las preocupaciones del trabajo o del día varias horas antes de ir a dormir.
  • Comer o hacer ejercicio al menos tres horas antes de ir a la cama.
  • Durante el día recibir luz solar directamente.

Foto Referencial

Para cualquier consulta o duda que tenga sobre los trastornos del sueño, no deje de seguir las cuentas en Twitter e Instagram del Dr. Claudia Cárdenas @neurocardenas o por @durmiendomejor

Lea también: El sueño: un proceso natural durante el embarazo

Comenta y se parte de nuestra comunidad