Maximízate fue la frase de invitación que a Bob Mandel se le ocurrió cuando estaba escribiendo uno de sus libros. Sentado al frente del computador, vio como los íconos se agrandan o disminuyen a voluntad del usuario y encontró la similitud de cómo a veces hacemos o no eso con nuestras vidas. En tu caso ¿te ha pasado que estas minimizada (o) en la pantalla de tu vida? Es decir no sientes la libertad de ser tú y más bien estás en el rol de complacer a otros. Tal vez quieras ser protagonista de tu vida, maximizarte, pero tus condicionamientos e inconsciente impiden que realmente te des el permiso de ser tu mismo (a).

logros

Foto referencial

Vivimos en una sociedad donde nos han enseñado a encajar, a complacer para ganar el amor. Seguro que en más de un caso has sentido que no puedes realmente ser tú y tienes dificultades para tomar las decisiones que te lleven a tu felicidad. Esto es porque, desde muy temprana edad hemos recibido mensajes que se vuelven mandatos y definen cómo vivimos nuestras vidas. A pesar del amor de nuestros padres, frases que estos pudieron decirnos -sin intención de dañarnos- quedan guardadas en nuestra psique y son las que nos limitan a ser fiel a nosotros. ¿Recuerdas que te hayan dicho: no te quiero porque no hiciste la tarea, no vas a ser mi bebé si no te tomas el tetero o te quiero cuando haces lo que te pido? Así, nos olvidamos de nosotros y nos acostumbramos a buscar la aprobación o evitar la desaprobación de los demás.

Un estudio para reflexionar

En 2.009 Bronnie Ware escribió un artículo sobre su experiencia luego de acompañar durante muchos años a sus pacientes. El Doctor Bronnie se encargaba de cuidar a las personas que eran enviadas a sus casas a pasar sus últimos días o semanas pues sus enfermedades eran terminales y médicamente no había más que hacer. En la medida en que este doctor conversaba con ellos, estas personas en agonía revisaban sus vidas y compartían sus reflexiones. Su estudio se llamó los 5 mayores arrepentimientos de un moribundo. De todo lo que las personas podían lamentar estando en esas circunstancias, esta fue la que ocupó el primer lugar:

“Desearía haber tenido el coraje de vivir una vida verdadera conmigo mismo, no la vida que otros esperaban que yo viviera”.

metas

Foto referencial

Tu estás vivo(a) y sano(a), entonces ¡tienes una oportunidad!

Afortunadamente, tú no formas parte del grupo de estudio al que hago referencia. E incluso si estas atendiendo un tema de salud, estas viva(o) por lo tanto tienes la posibilidad de hacerlo distinto.

Sé que se requiere de valentía para ser tú. Pero te aseguro que la felicidad será tan grande, que pagará con creces cualquier esfuerzo. Si prestas atención a tu diálogo interno, oirás pensamientos limitantes. Mientras los transformas por algo más positivo, no permitas que te detengan. Por ejemplo: quieres ser músico. Tu voz interna te dirá: ¡no puedes! Tus padres o amigos podrían decir: no se vive de eso. Aún así, si ese es el verdadero deseo de tu corazón, haz lo que te corresponde, toma clases, busca opciones, no te conformes.

¿ Qué hacer para ser tú ?

.- Sé honesto: Di la verdad, da tu opinión sincera y no aceptes tareas por compromiso. Tu esencia es buena y sólo cuando das desde el corazón serás feliz mientras ayudas.

.- Fortalece tu autoestima: Si sientes que tu valía esta asociada a tu edad, peso, posición financiera o cualquier otra referencia externa, tienes trabajo por hacer. Te recomiendo el libro Maximízate 10 caminos para lograr tu potencial. Allí hay un montón de ejercicios.

.- Haz algún trabajo de crecimiento personal: El autoconocimiento te llevará a empoderarte, a conocer la parte de ti que te limita y a transformarla. Un taller o consulta privada será muy valioso para ti. ¡Busca ayuda! En mi caso, estoy dispuesta a servirte.

Nota: Para estos y otros temas de la misma autora, también puedes visitar www.carlaacebeydesanchez.com

Carla Acebey-

Comenta y se parte de nuestra comunidad