El ronquido o apnea del sueño es un problema de salud que afecta a muchas personas, y provoca perturbaciones del sueño que afectan la vida diaria; pero así como existen consecuencias también hay recomendaciones para solucionarlo.

Lo primero que tenemos que conocer es cómo se produce el ronquido. Sucede que los músculos de la garganta y los tejidos de la faringe se relajan, y al estar boca arriba la mandíbula y la lengua se deslizan hacia atrás. Esto obstruye el aire de las fosas nasales y la garganta, así como la entrada y salida del aire de los pulmones, y al colapsarse las vías respiratorias se emite el ronquido.

El ronquido afecta tanto a hombres como a mujeres, y es un síntoma de apnea del sueño, la cual genera patologías más graves que pueden llegar hasta un infarto.

Entre los factores que lo generan se encuentran: desviación de la nariz, infección crónica nasal, alergias, sobrepeso, tener el cuello corto o ancho, tabaquismo, alcoholismo. Sus consecuencias también varían, desde falta de descanso, problemas circulatorios y arteriales, hipertrofias cardíacas, accidentes cerebrovasculares, falta de concentración hasta disfunción eréctil y falta de deseo sexual.

Foto Refernecial

Lea también: ¿Qué se esconde detrás de los ronquidos?

Sin embargo, no todo está perdido, ya que puedes seguir algunas recomendaciones e incluso tratamiento médico para contrarrestarlo.

  • Verifica la posición en la que duermes.
  • Prueba dormir sin almohadas para estirar el cuello completamente.
  • Bajar de peso.
  • Tener actividad física tres veces por semana, por lo menos treinta minutos.
  • No ver televisión acostado antes de dormir.
  • No automedicarse.
  • Llevar una dieta saludable.

Muchas personas no admiten que roncan, tal vez por pena. Sin embargo, este es un problema que no solo afecta la salud de quien lo padece, sino que puede tener consecuencias para su pareja o cualquier persona que también vea perturbado su proceso de sueño. Por eso es importante, en principio, aceptar que existe esta situación y acudir a consulta médica para prevenir enfermedades o cualquier otra situación que no pueda remediarse.

Existen algunos remedios caseros que pueden ayudarte a dormir mejor como el té de jengibre o de ortiga. En algunas ocasiones también se sugiere hacer baños de vapor con salvia y aceite de manzana. Este tipo de remedios puede ayudar a aliviar los molestosos ronquidos, sin embargo, siempre es primordial visitar a tu médico.

Inspirulina-