Tal vez has escuchado las frases: “¿y los hijos para cuándo?”, o “¡se te está haciendo tarde!”, o “mira que te estás poniendo vieja”… y así podremos hacer una lista larga de expresiones imprudentes, necias y hasta incoherentes sobre la edad mejor para tener hijos.

Ser mamá a los 30 es un reto hoy día. Esta edad se ha convertido en una especie de límite para alcanzar metas académicas, laborales, emocionales, que comprenden desde conocer el mundo entero hasta emprender un negocio propio que hacen cada vez más atemorizante la idea de traer hijos al mundo para aquellas mujeres que desean hacerlo.

Es una decisión personal

Tal vez has sentido temor al reloj biológico, a las convenciones sociales, a que se trunque el crecimiento personal, temor a que se apague la llama de la pasión con la pareja, pero como siempre digo, todo está en la mente y es cuestión de actitud.

No dejarse presionar por la mamá, la suegra, la tía, la abuela, la amiga que ya tiene dos hijos, por la jefa que no quiso tener. Solo tú sabrás cuando te sientas preparada para ser madre.

Para mí, a partir de los 30 años es la mejor época para tener un bebé, por eso sabía que de ser madre lo haría a partir de esa edad. Es cuando, considero, somos más maduras emocional y físicamente. Pero también es una edad en la que tenemos, seguramente, una carrera en franco ascenso, más estudios por realizar, queremos consolidar aún más nuestra relación de pareja y por supuesto seguir viéndonos bien, sentirnos a gusto con nosotras mismas al mirarnos al espejo día a día.

Foto Referencial

Lea también: Crisis de crecimiento: paciencia y amor

Recuerda siempre: ¡no estás vieja!

No dejes que te contaminen comentarios imprudentes. Eso sí, si estás pensando en quedar embarazada es importante que prepares tu cuerpo para darle el mejor hospedaje a ese nuevo ser que llega a tu vida.

Hacer ejercicios, tomar dos litros de agua diarios, no fumar, disminuir el consumo de alcohol, llevar una dieta balanceada, baja en grasas y dulces, son algunas de las tareas que puedes volver parte de tu rutina para que el embarazo sea lo más tranquilo posible.

Lógicamente, esto variará dependiendo de cada mujer. Si tiene alguna condición médica particular, pero lo importante es que te sientas segura de que es tu momento para ser madre y todo saldrá bien.

Foto Cortesía

Claro está, no quiere decir que si no sigues esta rutina no podrás quedar embarazada o tu embarazo será complicado, pero fue lo que yo hice cuando decidí con mi esposo que queríamos ser papás, y considero que fue crucial esa preparación para tener no solo un embarazo perfecto sino un parto maravilloso.

Yo no tuve síntomas de nada durante mi embarazo, más allá de mucho sueño. Le atribuyo mi embarazo tan tranquilo a mis cuidados personales antes de buscar bebé. Siempre he tratado de llevar un estilo de vida muy sano y te invito a hacer lo propio.

 Cuidados antes del embarazo 

Comenta y se parte de nuestra comunidad