Comúnmente, los bebés tienden a sufrir de buches y cólicos, los cuales son problemas digestivos, pero también pueden ser sinónimo de la conocida enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE), que ocurre cuando uno de los músculos que se encuentra al final del esófago no cierra completamente, lo que hace que el contenido del estómago se regrese generando, lo que conocemos como reflujo y a su vez, este irrite al mencionado conducto.

Por lo general este reflujo aparece luego de comer, o al acostarse, dando una sensación de ardor justo en el centro del pecho, que es conocido como acidez.

Reflujo Gastroesofágico

Foto Referencial

Lea también:VIDEO | Tratamiento para el reflujo gastroesofágico

La edad puede alertar las manifestaciones

En tal situación, se recomienda que los padres estén alertas a las manifestaciones  que tienden a presentar los niños de acuerdo a su edad. Por ejemplo, los niños menores de 8 años, pueden presentar problemas de crecimiento, irritabilidad, llanto, pérdida de la iniciativa de comer, anemia, entre otros. Por su parte, los mayores de 8 años, presentan síntomas como las que pueden aparecer en los adultos: pirosos y ardor en el estómago.

Reflujo Gastroesofágico

Foto Referencial

Aunque los niños menores de un año presentan reflujo sin secuelas importantes, existe otro grupo que tiene altas posibilidades de padecerla a lo largo de sus vidas.  Por lo que es importante una buena alimentación, evitar el consumo de alimentos altos en grasas, cafeínas y azucares como: chocolates, mentas, té, café, bebidas gaseosas y alcohol. Ya que todos estos causan relajación del esfínter esofágico inferior. Asimismo, limitar la ingesta de cítricos, bien sea en frutas o jugos, ya que estos proporcionan un ácido adicional, que puede irritar el esófago.

El ejercicio también puede ayudar

La enfermedad de ERGE, es un trastorno crónico que desencadena episodios crónicos de forma intermitente. Los cambios de vida y de estilo son factores fundamentales para prevenir y tratar esta enfermedad. Lo ideal es que las personas tengan buenos hábitos alimenticios y una forma de vida saludable. Para tratar este trastorno, es importante que ingiera alimentos en porciones moderadas y por lo menos tres horas antes de acostarse.

También, el ejercicio físico beneficia y contribuye a tener un peso corporal saludable y a su vez, ayuda a evitar padecer cualquier presión intra-abdominal innecesaria.

Reflujo Gastroesofágico

Foto Referencial

De igual forma, es importante acudir a un especialista en los síntomas empiecen a surgir, ya que la persona afectada podrá ser evaluada y tratada a tiempo y de manera adecuada antes que el problema conlleve a complicaciones futuras.

Comenta y se parte de nuestra comunidad