La histeroscopia es un procedimiento mediante el cual se realiza la introducción en el útero de un sistema óptico muy delgado que nos permite  la visualización directa de la cavidad endometrial o  capa interna del útero,  evaluando la presencia de lesiones o áreas sospechosas, con el objetivo  de tomar biopsia de estas zonas para obtener un diagnostico anatomopatológico. También por este método se puede lograr la extracción completa de lesiones intrauterinas como los pólipos endometriales o miomas submucosos, estructuras que se encuentran en la cavidad del útero.

Foto cortesía

¿Cuáles son las principales indicaciones para realizar este estudio?

-Pacientes que presenten sangrado postmenopáusico: aquellas mujeres que presenten sangrado genital luego de un año de haber presentado la ultima menstruación, periodo conocido como menopausia, deben ser estudiadas principalmente con el fin de descartar patología endometrial, incluyendo el cáncer de endometrio.

El endometrio es la capa más interna del útero; está capa tiene la capacidad de crecer periódicamente durante el ciclo menstrual según la influencia hormonal y posteriormente se descama o adelgaza cuando se presenta la menstruación. Una vez que se ha instaurado la menopausia este endometrio se adelgaza y debe permanecer así; en el caso de contrario, es decir, que se produzca un crecimiento del endometrio, uno de los primeros síntomas que podemos encontrar es el sangrado.

Foto Cortesía

Lea también: CONOCE LAS AFECCIONES QUE PUEDE PRESENTAR EL PEZÓN

-Pacientes que presenten imágenes patológicas en la ecosonografía pélvica o transvaginal, sugestivas de pólipos, miomas o crecimientos anormales del endometrio como las hiperplasias. Si bien la mayoría de estos hallazgos son benignos, y al principio pueden ser asintomáticos, en un pequeño porcentaje de pacientes esta puede ser la primera señal de un proceso maligno.

-Pacientes de cualquier edad que presentes sangrados uterinos asociados o no la menstruación de características patológicas como aumento de la cantidad del sangrado menstrual o aumento en la duración del mismo, o sangrados intermenstruales que no responden a tratamiento medico oportuno pueden ser evaluadas por este método.

Foto Cortesía

Pacientes con retrasos menstruales persistentes, como es el caso de aquellas con síndrome de ovario poliquístico que no logran una mejoría en la regularidad de sus ciclos, ya que estos largos periodos sin menstruación conducen a un crecimiento exagerado del endometrio, con riesgo de que este tejido presente áreas de hiperplasia, definido como un aumento en el número de células en forma anómala; se definen varios tipos de hiperplasias, y un alrededor de un 10 – 20 % de estos casos según la edad, tienen riesgo de cáncer de endometrio.

Este estudio también es útil en aquellos casos de difícil extracción de dispositivos intrauterinos (DIU), como ocurre cuando no se visualizan los hilos del aparato mediante la introducción del especulo en el examen ginecológico. Habitualmente para retirar un DIU el medico utiliza una pinza para agarrar los hilos del mismo y extraerlo, en algunas pacientes n se observan los hilos y se hace laborioso su extracción, siendo necesario la utilización de pinzas especiales o de la histeroscopia.

Foto Cortesía

¿Cómo se realiza esta técnica?

El procedimiento puede realizarse en forma ambulatoria, bien sea en consultorio sin ameritar colocación de anestesia y siendo generalmente bien tolerado, con una duración de aproximadamente 20 minutos y con reincorporación inmediata a las actividades de la paciente; o puede ser realizado en quirófano, bajo sedación, siendo esta opción en aquellas pacientes con lesiones grandes donde el objetivo es resecarlas o extraerlas completamente, o en aquellas pacientes que no toleran la histeroscopia en consultorio, o que no se logra la permeabilización del canal útero con el instrumento bien sea por atrofia o estenosis de este canal, sin lograr visualizar la cavidad.

Vemos entonces que la histeroscopia es una excelente técnica, sencilla y ambulatoria, ideal para el estudio de la patología endometrial, frecuente en las mujeres en edad postmenopausica.

Lea también: ¿Sabías que la salud de tu embarazo influye en el desarrollo de obesidad en la vida postnatal?

Por. Dra. Peggi Piñango