Maximizar tus mañanas puede ser lo que necesitas para optimizar tu productividad. No es un secreto que la gente mañanera hace más cosas; algunos estudios, incluso, muestran que son más amables y conscientes.

Por eso hoy queremos brindarte una dosis completa que habla sobre lo que puedes hacer para recuperar tus mañanas y agregar horas valiosas a tu semana. Lo primero que tienes que saber es que hay cosas que puedes dejar listas la noche anterior.

-Planifica: crea un ritual tranquilo y organizado que te ayude a prepararte para el siguiente día. Organiza tu cartera, elige la ropa y prepara tu lonchera.

-Reformula tu hora de despertar: las seis de la mañana o más temprano es la hora ideal que usan los ejecutivos top de empresas como Google, Disney y Pepsico.

Foto Referencial

Lea también: Acoso laboral o mobbing

-Desconecta: apaga todos los equipos electrónicos, por lo menos una hora antes de dormir. Puedes leer un libro o meditar para que tengas un sueño reparador. En la mañana, después de despertar no te estreses. Andar en modo crisis dificulta que pensemos con calma, y el día se vuelve negativo.  Evita postergar las alarmas; hay estudios que indican que tener “cinco minutos más” reinicia el ciclo del sueño. Esto nos hace sentir aturdidos y actuar con lentitud.

Arma tu rutina mañanera y empieza cada día igual, de esta manera tu cerebro creara una guía, para ir de objetivo en objetivo.

-Empieza a moverte: así sea estirándote o con una rutina de ejercicios, que tu sangre se mueva. Algunos estudios señalan que te ayudará a sentirte más alerta y motivado.

estirar-correr-maira-prado

Foto referencial

-Cuida los primeros quince minutos de tu día: los líderes más destacados agendan lo más importante temprano, cuando pueden concentrarse mejor.

Así que no mandes correos, mantente offline el tiempo que puedas y aprovecha para trabajar en ese proyecto que tanto de apasiona. Los proyectos creativos nos mantienen motivados, comprometidos y relajados a lo largo de día, por lo que nos desempeñamos mejor en nuestro trabajo.

Lea también: Cómo mejorar nuestra concentración

Concéntrate y no evites el entrenamiento. Cuando no hacemos ejercicios nos cuesta dormir, nos sentimos ansiosos y menos saludables. Bájale dos a la televisión y aprovecha mejor el tiempo con tu familia; el desayuno, por ejemplo, es un buen momento de calidad. Aprende a gestionar tu energía; bloquea tareas por ciertos momentos del día; mantén la mañana disponible para tareas que necesiten tu energía creativa. Evita el trabajo pesado que solo retrasa tus pendientes más esenciales.

Inspirulina-

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad