El lupus eritematoso sistémico es una condición autoinmune, sistémica que tiene un espectro muy amplio de manifestaciones clínicas. El lupus afecta predominantemente a mujeres. De cada 10 personas con lupus, 9 son del sexo femenino. Se ven afectadas mayormente las mujeres en edad reproductiva, sin embargo, también pueden afectarse niños y ancianos en menor medida. Con el advenimiento de nuevas terapias, la sobrevida de los pacientes con lupus ha mejorado notoriamente, con menos secuelas y efectos adversos.

¿Qué significa condición autoinmune?

Significa que ocurre como consecuencia de alteraciones del sistema inmunológico que comienza a reconocer a lo propio como “no propio”. El sistema inmunológico es el sistema de defensa del cuerpo, por algunas razones diversas, una serie de alteraciones inmunológicas ocurriendo en simultáneo (en una persona genéticamente susceptible) en un ambiente propicio, como en condiciones ambientales de riesgo como: exposición a los rayos UV (sol), infecciones, algunos estados donde hay mayor influencia hormonal como la adolescencia o el embarazo, pueden desencadenar esta condición, en donde el sistema inmunológico, producto del quiebre de la tolerancia inmunológica, empieza a reconocer a lo propio como no propio y eso es lo que genera los síntomas y signos.

Lupus

Foto Referencial

Lea También: Lupus, la huella de la mariposa

¿Qué significa sistémico?

Se dice que una enfermedad o condición es sistémica cuando puede afectar a cualquier parte del cuerpo, como ocurre en el lupus, en donde pueden existir alteraciones muy diversas, desde la piel y el cabello hasta órganos internos como los riñones, pulmones y corazón, entre otros.

 ¿El lupus es hereditario?

No, no lo es. Existe mayor riesgo de tenerlo si hay un familiar en la familia con alguna condición autoinmune, sin embrago, no se recomienda hacer análisis a los hijos o familiares, a menos que existan elementos de sospecha. Pero el lupus es una enfermedad genéticamente compleja y no ocurre por afectación de un solo gen, por lo cual no puede ser heredado. Debe existir la confluencia de varios genes en un ambiente susceptible para que ocurra. Se puede nacer con la susceptibilidad para desarrollar la enfermedad, pero sólo ocurrirá en un ambiente propicio como los que se mencionó anteriormente.

¿Cuáles pueden ser los síntomas del lupus?

  • Erupción (manchas o rash) en la piel, en especial en las áreas expuestas al sol. Existe una muy característica llamada en “alas de mariposa” que compromete a las 2 mejillas y el dorso de la nariz.
  • Fiebre (generalmente de bajo grado), malestar general, fatiga (cansancio).
  • Caída del cabello
  • Edema (hinchazón) en los pies
  • Orinas espumosas
  • Cambios en el estado de ánimo (en forma inexplicable)
  • Dificultad respiratoria
Lupus

Foto Referencial

¿Todas las personas con lupus experimentan los mismos síntomas?

No, no todas las personas experimentan los mismos síntomas. De hecho, cada persona con lupus tiene manifestaciones variables, aun cuando los afectados sean hermanos o familiares.

¿Cómo se diagnostica?

Como el lupus es una enfermedad que tiene muchos síntomas y signos que pueden ser comunes a otras enfermedades, es difícil en muchas ocasiones hacer el diagnóstico. Sin embargo, cuando existe la sospecha, el paciente debe ser evaluado por un reumatólogo, y si en la zona no existe esta especialidad, con un médico internista. El médico realizará una historia completa exhaustiva que incluirá un interrogatorio y un examen físico completo, que le permitirán orientar el planteamiento diagnóstico, y solicitar exámenes para corroborar la sospecha clínica. Además de los exámenes generales, se solicitan exámenes inmunológicos, como ANA (o FAN), Anti-DNA, Anti-Smith, complemento, etc.

Dichos exámenes no deben ser solicitados si no existe sospecha del diagnóstico de lupus, porque por ejemplo el ANA puede salir positivo en otras condiciones o inclusive en algunas personas sanas, por lo cual no es aconsejable solicitarlos de rutina sino ante un contexto clínico apropiado.

¿El lupus puede curarse?

Esta condición no tiene cura, pero si puede controlarse y mantenerse inactivo. El lupus es una enfermedad que se caracteriza por tener exacerbaciones (lupus despierto) y remisiones (lupus inactivo o dormido), la idea es con tratamiento adecuado mantenerlo dormido todo el tiempo.

Lupus

Foto Referencial

¿Cuál es el tratamiento del lupus?

El tratamiento del lupus varía de persona a persona, sin embargo, existen dos grupos: el primer grupo son las Medidas Farmacológicas: que casi siempre incluirán a un medicamento antimalárico (siempre y cuando no exista contraindicación) y en algunos casos pueden ser requeridos otros medicamentos llamados inmunosupresores; el segundo grupo son las Medidas No Farmacológicas: que incluyen 4 pilares fundamentales: ejercicio (ajustado a cada paciente), alimentación saludable baja en grasas y con adecuadas medidas de higiene y preservación, cuidados del sol (protector solar, uso de paraguas, ropa adecuada que proteja contra el sol) y la realización de actividades recreativas en forma periódica que ayuden a mantener en equilibrio el estado emocional, aspecto muy importante a considerar en todo paciente con esta condición).

Lea también: Diabetes: una enfermedad llena de mitos

Dra. Yurilís Fuentes Silva

Internista – Reumatólogo

yurilisfuentes@gmail.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad