Tal vez una de las preguntas más frecuentes, incómodas y difíciles de contestar para el pediatra en su consulta médica sea la de: “Dr. mi hijo tiene fiebre, ¿será por los dientes que le están saliendo?”.

Esa pregunta que puede lucir muy tonta y sencilla de responder se hace infinitamente más difícil de contestar si junto con los padres del niño, uno o más abuelos, también  están presentes en la consulta, o si la pregunta o planteamiento  viene con una sobre dosis de sugestión como: “¿verdad que la fiebre es por los dientes Dr?.

¡Dr. dígale a mi hija para que entienda, que la fiebre es por los dientes¡

Apenas alguien formula la pregunta en el consultorio, ocurre un angustiante cruce de miradas entre los padres o entre alguno de estos y uno o más de los abuelos, como diciendo, “ya vas a ver que el médico me dará la razón”. Nada puede resultar tan agradable como darle la razón a una persona o tan incómodo como negársela, sobre todo cuando los involucrados son los padres, o parientes del niño.

dolor de dientes

Foto referencial

Hasta hace poco tiempo, muchos pediatras actuábamos como verdaderos  toreros tratando de esquivar esa pregunta tan incómoda debido a lo controversial del tema, pero gracias a la medicina basada en la evidencia científica, debemos considerar resuelta la incertidumbre.

Lea también: Diabetes: una enfermedad llena de mitos

Un estudio confirmó que todos tienen razón

En marzo de 2016, fue publicado en la prestigiosa revista médica, PEDIATRICS un meta-análisis (es el estudio basado en la integración estructurada y sistemática de la información obtenida en diferentes ensayos clínicos, sobre un problema de salud determinado) titulado: Signos y Síntomas de la Erupción Dentaria Primaria.

Ese estudio examinó la creencia comúnmente sostenida de que la dentición causa que los bebés y niños pequeños desarrollen fiebre y otros síntomas de enfermedad.

Los investigadores encontraron que la irritación de las encías, irritabilidad y babeo eran los síntomas más frecuentes. También encontraron que los síntomas de la dentición son más comunes durante la aparición de los incisivos primarios de un niño (dientes frontales) que generalmente aparecen entre los 6 y 16 meses de edad.

Observaron también que ocurría con frecuencia un aumento de la temperatura, pero ese aumento no era suficiente para ser  considerado realmente fiebre.

fiebre

Foto ReferencialSegún los autores del estudio, resulta muy importante distinguir  si un niño presenta realmente fiebre, es decir, una temperatura superior a 38°C, ya que si se asume erróneamente que la fiebre es causada por la dentición,  los  médicos o padres podrían estar descuidando una probable enfermedad infecciosa que requiere tratamiento.

Luego de revisar la evidencia científica, podemos concluir entonces que todos teníamos algo de razón con relación al tema porque realmente sí ocurre un aumento de temperatura del cuerpo durante la dentición pero NO alcanza un valor  suficiente para ser considerado fiebre.

Si su hijo presenta fiebre, no asuma entonces que es a causa de la dentición  y consulte con su pediatra de confianza.

Lea también: Lupus…Una condición autoinmune con muchas caras

Dr. Murís Saad David

Pediatra – Puericultor