Cada 12 de mayo se celebra el Día Mundial de la fibromialgia, un trastorno crónico y generalizado, que ocurre como consecuencia de la interpretación por parte del sistema nervio de señales dolorosas, pero realmente esas situaciones no ocurren. Por lo general, los pacientes sufren dolores con el simple roce de su piel contra algún objeto.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 1 y el 4% de la población mundial padece fibromialgia, afectando en mayor cantidad a las mujeres.

El estrés puede desencadenar la fibromialgia

Se le reconoce como una enfermedad invisible, ya que el paciente busca varios diagnósticos hasta llegar al correcto y definitivo. Esto se debe a que los estudios dan valores normales. Sin embargo, el diagnóstico temprano beneficia al paciente al poder iniciar el tratamiento que alivie los dolores.

fibromialgia

Foto Referencial

En 1990 se establecieron criterios basados en ciertos puntos dolorosos que, de padecerlos, se diagnosticaba fibromialgia. En la actualidad se tiene en cuenta que los pacientes con fibromialgia suelen tener un compromiso también en la esfera psicológica ya que la enfermedad puede desencadenarse luego de una situación de estrés, depresión y ansiedad.

Lea también: ¿Dolores en la parte baja de la espalda? Descubre qué lo puede causar (+ video)

Síntomas y tratamiento

Una vez el paciente empieza a manifestar dolencias luego de alguna de las situaciones ya mencionadas, el especialista debe evaluar la intensidad del dolor. Así como también aspectos emocionales, la función física y mejoría global. Pero también es fundamental considerar otros de los síntomas asociados:

  • Fatiga,
  • Trastornos del sueño,
  • Depresión,
  • Disfunción cognitiva,
  • Ansiedad,
  • Rigidez y
  • Sensibilidad
fibromialgia

Foto Referencial

El tratamiento de la fibromialgia es multidisciplinario y el trabajo en equipo es la base para iniciar la mejora del paciente, así lo aseguró el coordinador reumatólogo del Programa de Artritis de Swiss Medical Group, el Darío Scublinsky.

Se requiere de la interacción de distintos profesionales, entre ellos el médico con conocimiento en la patología, un kinesiólogo e incluso, un psicólogo especializado. También se debe observar si hay respuesta a las terapias y medicamentos de primera línea y, eventualmente, la necesidad de profundizar o cambiar a otras modalidades de tratamiento.

Lea también: ¿A qué se debe el dolor premenstrual?

Con Información de: www.rosario3.com