Entre los métodos anticonceptivos con que contamos en la actualidad están los dispositivos intrauterinos, llamados DIU por sus siglas. Son aparatos de material inerte que se introducen en el fondo de la cavidad uterina con el fin de lograr anticoncepción, y miden aproximadamente entre 3 cm; poseen en su extremo inferior unos hilos que se utilizan posteriormente para su extracción.   El empleo de este tipo de métodos se encuentra en la historia desde 1908, tomando auge en 1959.

¿Cómo actúan?

Principalmente su mecanismo de acción es mediante la acción mecánica directa sobre la capa interna del útero, denominada endometrio; produce una asincronia del tejido endometrial que se adelgaza, e imposibilita que el ovocito fecundado anide en el interior del útero;  simultáneamente se produce una reacción inflamatoria aséptica a nivel del endometrio con migración de células inflamatorias hacia la cavidad uterina que causan un efecto tóxico. Esta reacción inflamatoria impide el ascenso de los espermatozoides hasta las trompas de Falopio, además del efecto espermaticida que tienen los dispositivos que contienen cobre.

dispositivos intrauterinos

Foto Cortesía

Por otro lado, los DIUs provocan la segregación de unas sustancias denominadas prostaglandinas, que aumentan la inflamación y estimulan el músculo uterino, favoreciendo aún más la anticoncepción.

Lea también: ¿A qué se debe la llegada de la primera menstruación en forma precoz?

¿Cuántos tipos de DIU hay?

Básicamente dos tipos: medicados y no medicados.

dispositivos intrauterinos

T de cobre / Foto Referencial

Comenzando por los DIU no medicados tenemos la T de cobre, el multiload y el asa de Lippes; este último ya en desuso pero muy utilizado hace 20 años y que muchas mujeres pueden aún tener ya que su duración era por un periodo indefinido, sin fecha de vencimiento. Actualmente contamos con la T de cobre y el Multiload, que también libera cobre.

dispositivos intrauterinos

Multiload / Foto Referencial

Se denomina  dispositivo medicado a aquel que contiene y libera progresivamente  progesterona, con un efecto directo hormonal sobre el endometrio, que se adelgaza, y con un efecto sobre el moco cervical que se hace más espeso, impidiendo el ascenso de los espermatozoides; y tiene la gran ventaja de mejorar el dolor menstrual, producir menor cantidad de sangrado, y es especialmente útil en aquellos casos que queremos tratar a la paciente con el uso de progesterona, previa evaluación completa ginecológica, donde se busca controlar el sangrado o tratar algunas patologías como la  miomatosis o endometriosis.

dispositivos intrauterinos

Dispositivo liberador de progesterona / Foto Referencial

Cuál es el periodo de duración de estos dispositivos?

La T de cobre dura aproximadamente 8 años. El Multiload y el dispositivo con progesterona duran 5 años. Una vez que se vencen se puede realizar el recambio inmediatamente que se extraen.

¿Cuándo se realiza la colocación?

Previo a la inserción de un DIU, se debe realizar un examen ginecológico completo, evaluar  el útero, para determinar el tamaño, comprobar que no existe ninguna infección  en el aparato genital y realizar una citología, para descartar cualquier enfermedad del cuello uterino. Además, en esta consulta ginecológica  el médico deberá informar a la mujer de los riesgos y de las posibles alternativas de la anticoncepción, así como los efectos secundarios de cada uno de ellos.

Habitualmente el DIU se coloca  los primeros días de la menstruacion, con el objetivo de obtener un cervix o cuello uterino más permeable para su aplicación, y asegurarnos que la paciente no está embarazada.

dispositivos intrauterinos

Foto Referencial

Una vez que se coloca se debe hacer un control ecografico al mes de aplicarlo para asegurarnos de su correcta ubicación, y posteriormente una vez al año.

¿Cuáles son los riesgos de este método?

Los riesgos son muy  poco comunes, pero incluyen:

  • Perforación del útero cuando se inserta el DIU. Este método debe ser aplicado solo por médicos.
  • Riesgo de enfermedad inflamatoria pélvica si tiene una enfermedad de transmisión sexual; se recomienda acudir al ginecólogo ante cualquier signo de infección como flujo o dolor.
  • Falla del método con posibilidad de quedar embarazada, aumentando el riesgo de aborto espontáneo.
  • Riesgo de embarazo ectópico. Esto ocurre cuando un óvulo se fertiliza fuera del útero. No es frecuente, pero puede ser una emergencia médica por alojarse el embrion fuera del utero, generalmente en una trompa uterina, que puede sangrar.

Lea también: ¿Cómo puede afectar la toxoplasmosis en el embarazo?

La eficacia anticonceptiva de este método se estima por encima de un 97%. Es uno de los métodos más utilizados y con pocos riesgos. Sin embargo debes recordar que como todo método anticonceptivo debes conversar con tu médico cuál es el más conveniente para ti, mantener el control médico y acudir ante cualquier síntoma.

Por. Dra. Peggi Piñango

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad