La organización Mundial de la Salud (OMS), en su más reciente asamblea anual celebrada en Ginebra, ciudad de Suiza, repasó los principales problemas sanitarios que afectan a un gran número de personas en el plantea. Delegados de todos los países  miembros debatieron y votaron por resoluciones para tomar acciones políticas relativas a la tuberculosis, el cólera, la polio, las vacunas y las mordeduras de serpiente, entre otros problemas.

Dichos delegados aseguraron que aunque son muchos más los problemas que atacar para salvaguardar la salud de sus habitantes, estos son los principales:

Brote de ébola

Este brote que ha estallado en la República Democrática del Congo se enfrenta a un momento decisivo. La OMS aseveró que en las próximas semanas podría extenderse a zonas urbanas o mantenerse bajo control. La vacunación a las poblaciones de riesgo ya había iniciado, por lo que se podría decir que la respuesta ha sido rápida. El comité asesor de la organización emitió un informe sobre los protocolos para luchar contra brotes de este tipo. Según el documento, el programa ha demostrado su eficacia a la hora de liderar respuestas en salud a crisis humanitarias, aunque “es necesario seguir avanzando”.

oms

Foto Referencial

Lea también: OMS lanza programa de formación para cuidadores de personas con demencia

Condiciones de salud en el territorio palestino ocupado

Los delegados de la asamblea reafirmaron la necesidad de una cobertura completa de los servicios de salud en el territorio palestino ocupado, reconociendo que la aguda escasez de recursos financieros y médicos está poniendo en peligro el acceso de la población a los programas sanitarios y preventivos. Acordaron pedir al director general que brindara apoyo a los servicios de salud palestinos.

Acceso a medicinas y vacunas

El acceso a medicamentos esenciales parecía hasta hace poco un desafío al que se enfrentan principalmente los países de bajos ingresos. Pero el aumento de los costos de los nuevos compuestos ha ejercido presión a todos los sistemas sanitarios para proporcionar un acceso asequible. Además, problemas como la resistencia a los antimicrobianos y el uso indebido de opiáceos resaltan la necesidad de mejorar el uso de los fármacos. Los delegados han pedido a la OMS que elabore una hoja de ruta de cinco años para abordar estos problemas. Es, además, una de las claves para alcanzar la cobertura universal de salud, y una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Enfermedades no transmisibles

Los Estados miembros pidieron intensificar las acciones en la lucha mundial para combatir las enfermedades no transmisibles (ENT). Reiteraron que la comunidad internacional se ha comprometido a reducir en un tercio las muertes prematuras por estas dolencias para 2030, principalmente cardiovasculares, cánceres, diabetes y dolencias respiratorias crónicas, así como promover la salud mental y el bienestar.

diabetes

Foto referencial

Polio

La poliomielitis es una enfermedad que está cerca de la erradicación. Los casos han disminuido en más de un 99% desde 1988, cuando se calculaba que había 350.000 en más de 125 países endémicos, en comparación con los 37 notificados en 2016. Pero para conseguir acabar con ella hace falta continuar trabajando en los sistemas de salud de los países que siguen en riesgo. La OMS tiene en marcha un plan estratégico para mantener un mundo libre de polio después de la erradicación; fortalecer los sistemas de inmunización, incluida la vigilancia de enfermedades prevenibles por vacunación; y mejorar la preparación para emergencias y la capacidad de detección.

Tuberculosis

“Los esfuerzos actuales para implementar la estrategia de eliminación de la tuberculosis aprobada por la Asamblea Mundial de la Salud no son suficientes”, según los delegados. La enfermedad se cobró 1,7 millones de vidas en 2016. Sigue siendo la infección más asesina en el planeta y es una de las diez principales causas mundiales de muerte. Se espera que una cumbre el próximo septiembre impulse una renovación del compromiso político de alto nivel para acelerar la acción para acabar con la dolencia.

Cólera

El cólera mata a unas 95.000 personas y afecta a 2,9 millones más cada año. Se ensaña con las comunidades en conflicto, con falta de infraestructura, sistemas de salud deficiente y la malnutrición. Más de 2.000 millones de personas todavía carecen de acceso a agua potable y tienen un riesgo potencial de contraer la enfermedad. Los delegados respaldaron una resolución que insta a los países afectados por el cólera a implementar una hoja de ruta que apunta a reducir las muertes por la enfermedad en un 90% para 2030.

vacunas-a-tu-salud-

Foto Referencial

Mordeduras de serpiente

Los delegados acordaron una resolución que apunta a reducir la cantidad de personas en todo el mundo que mueren o son discapacitadas física o mentalmente por mordedura de serpiente. Se estima que las sufren entre 1,8 y 2,7 millones cada año, de las que mueren entre 81.000 y 138.000. Por cada una que fallece, otras cuatro o cinco quedan con discapacidades como ceguera, movilidad restringida o amputación y trastorno de estrés postraumático. Es un mal que afecta de manera abrumadora a personas de comunidades agrícolas y ganaderas pobres y el año pasado la OMS lo categorizó como una enfermedad tropical desatendida de alta prioridad.

Gripe pandémica

Los delegados apoyaron el Marco de Influenza Pandémica, que tiene dos objetivos: fortalecer el intercambio de información del virus de la gripe con potencial pandémico y aumentar el acceso de los países en desarrollo a vacunas, medicamentos antivirales y otros productos esenciales de respuesta.

Fiebre reumática y enfermedad cardíaca reumática

La enfermedad cardíaca reumática es una condición que surge de la fiebre reumática aguda; ocurre más comúnmente en la infancia y afecta de manera desproporcionada a niñas y mujeres. A pesar de la disponibilidad de medidas efectivas para su prevención y tratamiento, los casos no han disminuido significativamente en los últimos años. Los factores socioeconómicos y ambientales, como las viviendas deficientes, la desnutrición, el hacinamiento y la pobreza, aumentan la probabilidad y la gravedad de la dolencia. Los delegados acordaron una resolución llamando a la OMS a lanzar una respuesta global coordinada a la enfermedad, que afecta a alrededor de 30 millones de personas cada año.

oms

Foto Referencial

Lea también: Consejos para llevar un emprendiento con salud

Con Información de: elpais.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad