La pérdida de peso involuntaria es la disminución de 4.5 kg o >5% del peso corporal, en forma desapercibida, en un lapso de 6 a 12 meses. Actualmente en personas que llevan una dieta balanceada se estima su aparición en el 8% de todos los adultos ambulatorios y 27% en personas mayores de 65 años. Es importante destacar que en países pobres o subdesarrollados su estimación no es posible establecerla por el alto índice de desnutrición proteico-calórica. En el 25% de los pacientes a pesar de los estudios extensivos realizados no se logra identificar una causa del problema.

En ancianos es frecuente porque se encuentra vinculada a diversos factores nocivos como fracturas, escaras o infecciones en piel, deterioro de la función inmunitaria y cognitiva. Es importante destacar que la pérdida de peso extrema se acompaña de mayor mortalidad, que puede variar de 9 a 38% en 1 a 2.5 años, si la persona no se percata y no presta atención a su estado clínico.

dieta de las 3R

Foto Referencial

Lea también: La Diabetes y los alimentos prohibidos

Causas principales

Existen muchas causas de la pérdida de peso como:

  • Neoplasias o cáncer;
  • Enfermedades inflamatorias o infecciosas crónicas;
  • Enfermedades metabólicas (hipertiroidismo y diabetes);
  • Trastornos psiquiátricos asociadas al consumo de fármacos no determinadas.

Se debe tomar en cuenta su VALORACION INICIAL a través de cuatro manifestaciones principales como:

  • Anorexia (pérdida del apetito);
  • Sarcopenia (disminución de la masa muscular);
  • Caquexia (sindrome que combina la pérdida de peso, disminución de la masa muscular y tejido adiposo, anorexia y debilidad), y
  • Deshidratación.
perder peso

Foto Referencial

La evaluación por un facultativo es pilar fundamental a través de la anamnesis y una exploración física integral. El apoyo de estudios especiales en sangre como hematología completa, química sanguínea que incluyan perfiles hepático, renal y tiroides, electrolitos séricos, proteína C reactiva, velocidad de sedimentación globular, Lactato deshidrogenasa, ferritina, HIV, radiografía de tórax y ecografía abdominal como estudios iniciales solicitados. De acuerdo a factores de riesgo implicados como edad, sexo y hábitos tabáquicos se solicitarán estudios especiales como: antígenos prostático, mamografía y colonoscopia.

La prioridad del tratamiento es identificar y combatir sistemáticamente las causas ocultas o primarias que la desencadenan. A veces, sólo basta tratar los trastornos primarios metabólicos, psiquiátricos, infecciosos o sistémicos logrando restaurar progresivamente el peso perdido. En algunos casos se ha demostrado tener buenos resultados el inicio de suplementos dietéticos, al igual que el cumplimiento de programas adecuados de ejercicios ya que incrementan masa muscular, generan potencia y resistencia, mejorando las actividades físicas de la vida diaria. Se recomienda no usar fármacos que ocasionen náusea o anorexia.

No pierdas la oportunidad de establecer conexión con tu plataforma en salud donde te ayudaremos a buscarle solución a tu problema.

Lea también: Jugos verdes podrían ser el cuarto alimento de una dieta saludable

Dra. Angélica D. Pinto A.

Médico Internista

Apinto.internista@gmail.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad