Siendo la diabetes una condición metabólica crónica puede dar origen a numerosas complicaciones, entre ellas el pie diabético, que puede ser causa de discapacidad en grados variables. Si bien es cierto que es consecuencia de la diabetes de larga evolución mal controlada, es una entidad multifactorial donde un sinfín de aspectos juega distintos papeles en su aparición, evolución y desenlace.

A continuación se presentan algunas recomendaciones que toda persona con diabetes debe tomar en cuenta a la hora del cuidado de sus pies:

Revisa diariamente los pies

Muchas veces a las personas con diabetes les cuesta sentir estímulos dolorosos en los miembros inferiores así que cualquier pequeño trauma puede posteriormente originar lesiones más graves. La persona con diabetes debe revisar sus pies dos veces al día (mañana y noche) sin dejar por fuera la región plantar y los espacios entre los dedos, siempre en busca de lesiones que haya podido pasar desapercibidas.

pie diabetico

Foto Referencial

Lea también: Diabetes: una enfermedad llena de mitos

Evita la resequedad

La resequedad de la piel de los pies debe evitarse a toda costa.Por lo que la aplicación de cremas humectantes debe formar parte de la rutina diaria del paciente con diabetes, ya que si se mantiene una buena humectación de la piel, se previene la aparición de grietas que posteriormente puedan progresar a lesiones de mayor gravedad.

Usa un calzado cerrado

En la medida de lo posible, el calzado debe ser siempre cerrado para así se evitar la exposición a traumatismos o a contaminantes del suelo. Asimismo, se debe evitar caminar descalzo, incluso dentro de la casa. Si por alguna razón el calzado a utilizar es abierto, debe tenerse aún más cuidado al caminar, evitar caminos riesgosos con tierra, polvos o contaminantes y al llegar a casa inmediatamente lavar los pies con agua y jabón.

Cuidad tus uñas

En cuanto al cuidado de las uñas, estas deben ser cortadas de forma recta (cuadradas), utilizando siempre cortaúñas o instrumentos limpios y desinfectados que deben reservarse solo para uso propio (no prestarlos).

Monitoriza periódica de la glicemia

Si se mantiene una monitorización efectiva de los niveles de glucosa en sangre, se pueden determinar alteraciones de manera temprana y así realizar cambios oportunos en los esquemas de tratamiento, a mejor control de la glicemia, menos riesgo de desarrollar complicaciones de todo tipo.

diabetes

Foto Referencial

Se debe evitar el hábito tabáquico

Asimismo se debe consultar al médico ante cualquier lesión, dolor o molestia que se detecten en los pies.

Lea también: 3 mitos y realidades sobre el uso de insulina

La diabetes amerita atención y cuidado que va más allá del tratamiento farmacológico, con estos simples consejos, se pueden evitar lesiones o detectar de manera temprana la aparición de las mismas en los pies y así evitar una de las complicaciones que genera mayor morbimortalidad en los pacientes diabéticos.

Dra. María Victoria Marcano Rojas.
Especialista en Medicina Interna.

Comenta y se parte de nuestra comunidad