El Síndrome de Apnea Hipoapnea Obstructiva del Sueño (SAHOS) es una enfermedad causada por episodios repetitivos de cierre (apneas) o estrechamiento (hipopnea) de las vías respiratorias altas a nivel de la faringe, con el trabajo de los músculos respiratorios preservado, que también puede afectar a los niños.

 ¿A quién afecta el SAHOS?

La prevalencia máxima se observa entre 2-6 años edad en que las amígdalas y el tejido adenoideo son más voluminosos, aparece con la misma frecuencia en ambos sexos, al contrario de lo que sucede en el adulto, los episodios de adormecimiento, son excepcionales en los pacientes pediátricos, si aparece se traduce en un saos de especial gravedad.

sahos

Foto Referencial

Lea también: Descripción general de la hipertensión pulmonar

¿Qué elementos deben alertar a los padres?

Signos nocturnos:Ronquidos, pausas respiratorias, despertares, agitación, sed al despertar (respiración oral), enuresis.

Signos Diurnos:Respiración bucal, somnolencia, trastornos conductuales (agitación o hiperactividad) poco rendimiento escolar, pérdida de apetito, disfagia, alteración auditiva.

Enfermedades: cuadros gripales frecuentes, otitis a repetición, infección respiratoria (asociados a cuadros de tos muy recurrentes).

Casos Urgentes: cuando el niño  presenta una hipoxemia grave, aparece trastorno cardiovasculares, sincopes, que son reversibles al ser tratados, retraso pondoestatural, (perdida de de peso o ganancia en peso y talla) malformaciones craneofaciales.

SAHOS

Foto Referencial

¿Cómo se debe tratar?

La decisión terapéutica se basa en los síntomas, la exploración clínica y los estudios complementarios. Cuando el Síndrome de Apnea Obstructiva durante el Sueño (SAOS), es por hipertrofia de tejidos amigdalar o adenoideo o hipertrofia de cornetes, generalmente es quirúrgico,  está demostrado que si supera la hipertrofia  a un  70% no mejora con tratamiento médico y escasamente aparece la patología  cuando el porcentaje es menor, a menos que esté aunado a pacientes pediátricos obesos u otro condición neurológica o malformaciones

Prevención: Control pediátrico frecuente, diagnóstico oportuno.

Lea también: Fortaleciendo el sistema vestibular en los niños

Dra. Fabiola Ortíz Totesaut

Otorrinolaringólogo

Pediatra – Puericultor

Comenta y se parte de nuestra comunidad