La vocalización copulatoria, es un gesto de expresión corporal psicoafectiva de origen sexual, y puede deberse a varios factores que lo promueven. La mayoría de las mujeres admiten hacerlo, mientras que para los varones es lo opuesto, al menos hasta llegar al orgasmo donde puede expresarse más.

Culturalmente y según los modelos aprendidos de la industria pornográfica, es común que la mujer erotice su placer mediante gesticulaciones y emisiones de sonidos que el hombre. Pero más allá de lo cultural esto puede tener tres posibles explicaciones, alguna de las cuales a los hombres mucho no les va a gustar.

Teoría Fisiológica del Placer

La mujer gime por que siente la necesidad de expresar cuánto está disfrutando, la aparente descarga de sonidos en la columna de aire descomprime la presión de energía que se produce desde la pelvis, permitiendo la liberación de la energía kundalini y dejar que ascienda hasta el cerebro donde explota el placer del orgasmo, esto en términos prácticos se traducen en que la liberación energética de la vocalización permite experimentar más el placer.

sonidos del sexo

Foto Referencial

Lea también: Ventajas de sexo mañanero

Teoría cultural

Las costumbres sociales, reglamentadas en parte por la pornografía enseñan que es lo qué hay que hacer, si la mujer no gimió es es porque no sintió o no llego al climax, aquí muchas aprovechan para fingir el orgasmo. Estudios sexólogicos indican que hasta un 66% se las mujeres admiten haber gemido para acelerar el proceso de eyaculacion masculina por que se aburren durante el acto sexual.

Teoría de la Guía

Ancestralmente la mujer solía buscar muchos apareamientos masculinos para aumentar las posibilidades reproductivas, esto no es un fenómeno exclusivo de los humanos, por ejemplo, en las hembras de los primates promiscuos como las chimpacé es una práctica para atraer machos y conseguir mejores espermatozoides, en contraposición con las hembras de primates monógamos como los gorilas que no lo hacen. Pero volviendo a la raza humana, las mujeres a través de sus gemidos o verbalizaciones eróticas pueden indicarle a su pareja que están sintiendo placer, aumentar su excitación y autoestima, y hasta para propiciar una sincronización de los orgasmos. 92% de las mujeres admiten que mediante esta práctica mejoran la autoestima de su pareja, y valorizan su atractivo y desempeño sexual.

Posiblemente los gemidos femeninos terminen teniendo un origen multifactorial de lo anteriormente explicado, sin embargo, aunque no siempre son expresión directa de la excitación sexual y en la mayoría de los casos se emplean para manipular el comportamiento del hombre, en ocasiones simplemente salen desde los más profundo del placer de su clítoris y de su corteza sensorial sensitiva.

sonidos del sexo

Foto Referencial

¿Por qué los hombres no gimen tanto como las mujeres?

En contraposición con sus compañeras, los varones no suelen ser muy expresivos durante el sexo, o bien no lo hacen, o lo hacen muy poco y casi siempre al final, al momento del orgasmo. Las razones pueden estar en la combinación de varios factores o elementos que vamos a analizar a continuación:

  • Porque no es masculino: Culturalmente, y otra vez entra el juego el esquema programado que nos enseñan las películas pornográficas en la era moderna, no es bien visto que un hombre exprese sentimientos o emociones, y gemir es una expresión de placer, que denota emocionalidad en lo que se hace, tanto el goce como el disfrute. Por lo que muchos piensan que es signo de virilidad, aguantar estoico mientras solo se concentra en ver el placer de su contraparte femenina en la cama.
  • Muchos hombres lo que están es ansiosos de llegar al orgasmo o climax y algunos refieren que es lo que más disfrutan por lo cual, muchos mas allá de ser eyaculadores precoces, lo que no les daría tiempo suficiente para gemir, esperan el momento de la eyaculación para liberar la energía, por otra parte, sería una especie de sonido de guerra que indica a su pareja que el momento de fecundarla ha llegado, es así como, la mayoría de los pocos hombres que se atreven a vocalizar su placer, lo hacen al momento del clímax y no en otro más temprano dentro del acto sexual.
  • Teoría del aprendizaje masturbatorio: La mayoría de los hombres se masturba en la adolescencia, y al tratarse de un acto tan íntimo y a escondidas, aprenden a disfrutar del placer en silencio, y luego lo llevan a la práctica durante sus relaciones sexuales, repitiendo el patrón.
sonidos del sexo

Foto referencial

  • Otra explicación es el de la respiración contenida: Para nadie es un secreto que al menos en la mayor parte de la posiciones habituales de las parejas, quien tiende a hacer la mayor parte física durante el coito es el varón activo, muchos incluso sienten que hablar, vocalizar o gemir les hace perder concentración y fuerza eréctil, están tan concentrados en recibir placer, y por temor a no perder la fuerza y llegar al orgasmo, contienen la respiración y la columna de aire hasta el momento final del gran grito de guerra.
  • Entre varones homosexuales estos patrones se repiten, es decir el activo tiende a gemir menos que el pasivo por lo cual las teorías de la virilidad y la de la columna respiratoria tendrían más sentido.

Lea también: Pene Curvo Congénito

En todo caso, si el hombre no se siente cómodo haciéndolo, que no lo haga, cada quién tiene derecho a sentirse en su elemento como más le guste dentro del acto sexual, pero si la inhibición es por un aspecto de aprendizaje, prejuicio o falta de conocimiento, es hora de empezar a cambiar paradigmas para un mayor disfrute del sexo en pareja.

Comenta y se parte de nuestra comunidad