Desde hace más de una década cada 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre. Es una jornada patrocinada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Federación Internacional de Sociedades Nacionales de Cruz Roja y Media Luna Roja (FICR), la Federación Internacional de Donantes de Sangre y la Sociedad Internacional de Transfusión de Sangre, con el único objetivo de agradecer a los voluntarios que contribuyen cada año a salvar la vida de millones de personas, y a su vez crear conciencia sobre la necesidad de donar de sangre de manera regular para garantizar: calidad, seguridad y disponibilidad en los distintos bancos de sangre en el mundo.

¿Quiénes pueden donar sangre?

De acuerdo a los parámetros establecidos por especialistas, a partir de los 18 años y hasta los 65 años una persona puede donar  sangre. Asimismo, su peso debe estar por encima de los 50kilogramos y gozar de un buen estado de salud, es decir, el donante no debe tener gripe, tos, diarrea o alguna infección dental al menos dos semanas antes de la  donación. Tampoco debe haber sido operado en los últimos seis meses, ni vacunado en los últimos treinta días; y en ningún caso pueden donar quienes sufren alguna enfermedad crónica, epilepsia, o diabetes que requiera tratamiento con insulina.

Las personas que han sufrido Hepatitis A durante la infancia tienen la posibilidad de donar, pero nunca quienes han sufrido Hepatitis B o C. Aquellas que recientemente han padecido fiebre, se han hecho tatuajes o han llevado a cabo conductas de riesgo como mantener relaciones sexuales sin preservativo, deben esperar un tiempo antes de hacerlo. No así las mujeres que decidan donar durante el período de menstruación, para quienes no hay restricción si se encuentran bien.

sangre

Foto Referencial

Lea también: Donar sangre para salvar vidas

¿A quién ayuda cada tipo de sangre?

Aunque lo más habitual es que los pacientes reciban sangre de su mismo grupo sanguíneo, existen ciertas particularidades en cuanto a la compatibilidad de los diferentes tipos. Por ejemplo, la sangre 0- es compatible con todos los grupos sanguíneos, por lo que estas personas son consideradas donantes universales, mientras que quienes tienen sangre del tipo AB+ son receptores universales, en tanto que pueden recibir sangre de cualquier grupo sanguíneo.

¿Cómo es el proceso de donación de sangre?

El proceso para donar sangre no responde al mismo patrón que un análisis sanguíneo. A la donación no se debe acudir en ayunas, si bien es recomendable que la última ingesta no contenga índices elevados de grasas, así como no fumar durante la hora anterior. A partir de la llegada al espacio médico habilitado, los pasos a seguir son los siguientes:

  • Lectura de información y aspectos legales sobre la donación
  • Cumplimentación del formulario de entrevista médica y autorización
  • Examen médico y entrevista
  • Extracción de sangre
  • Recuperación y período de descanso
sangre

Foto Referencial

De acuerdo a la Cruz Roja, el proceso dura entre 20 y 30 minutos y apenas causa dolor. Legalmente se puede extraer hasta un 13% del volumen total de la sangre de una persona, pero por la estandarización de las bolsas utilizadas, habitualmente se extraen 450 centímetros cúbicos, que equivalen a la cantidad máxima para una persona de 50 kilogramos de peso.

Lea también: Anímate a donar sangre

Con Información: www.elconfidencial.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad