El síncope es la pérdida brusca y transitoria de la consciencia y del tono postural debido a una disminución del flujo de sangre cerebral, caracterizado por rápido inicio, corta duración, espontánea y completa recuperación de la misma.

Es un episodio común en la práctica médica. Alrededor del 20% de la población ha tenido algún episodio en algún momento de su vida. Constituye del 1 al 3% de todas las consultas de emergencia, motivo del 1 al 6% de las admisiones hospitalarias, correspondiendo en el 80% de los casos a mayores de 65 años.

Síntomas

Mareos, visión borrosa, cefalea, zumbidos, sudoración, frialdad de manos y pies, nauseas, palpitaciones, sensación de deseos de evacuar y pérdida de la consciencia.  Si los síntomas no son seguidos por la pérdida de la consciencia se denomina entonces Pre-sincope.

sincope

Foto Referencial

Lea también: Importancia del ejercicio físico en la infancia

Tipos de Síncope

Vasovagal (cambios posturales o emociones), situacional (tos, estornudos, ejercicios), por ingesta de alcohol, por depleción de volumen (diarreas, vómitos, hemorragias), inducidas por medicamentos (vasodilatadores, diuréticos, antidepresivos), diversas enfermedades como la diabetes, por causas cardiacas (arritmias), etc.

¿Cuáles pueden ser los desencadenantes?

Puede ser causado por una circunstancia psicológica, estrés intenso o una emoción fuerte. También por una situación física como un ambiente cálido (vasodilatación), mucho tiempo de pie, esfuerzo intenso, dolores fuertes, embarazo, cambios de posición abruptos, movimientos de lateralización del cuello.

¿Qué recomendaciones debemos seguir para prevenir estos episodios?

  • Adecuada hidratación (2 – 3 lts por día).
  • Consumo adecuado de sal.
  • Realizar ejercicios físicos moderados (aeróbicos).
  • Evitar el uso de prendas ajustadas en el cuello (corbatas, bufandas).
  • Evitar cambios bruscos de posición.
  • Evitar periodos prolongados de pie y en particular en medios con temperaturas elevadas.
sincope

Foto referencial

¿Qué hacer una vez se inician los síntomas?

  • Acostarse en una superficie plana, o colocarse en cuclillas haciendo presión sobre el abdomen; también puede elevar la piernas.
  • Apretar puños, entrelazar las manos y tensionar los brazos con fuerza.
  • Entre cruzar las piernas y tensionar la zona del abdomen.

¿Qué estudios debe hacer el médico?

  • Análisis de sangre básicos.
  • Electrocardiograma.
  • Ecocardiograma.
  • Prueba de Esfuerzo.
  • Tilt test: prueba de la mesa basculante.
  • Holter.
  • Biomarcadores: concentración plasmática de adenosina, troponina, péptido natriuretico B.

Lea también: Obesidad, enfermedad crónica que puede ser tratable

El médico rápidamente debe evaluar el riesgo y estratificar el mismo.

Una vez demostrada la causa se procederá a iniciar el manejo específico, que puede ir desde el uso de medicamentos (fludrocortisona, midrodine, beta bloqueantes, antidepresivos, etc.), hasta la colocación de marcapasos y/o cirugía cardiaca.

Es muy importante que consultes a tu médico.

Dr. Lenin Vivas 

Medicina Interna / Medicina Crítica

Corporación ATIEMPO 

Comenta y se parte de nuestra comunidad