La epilepsia es un trastorno cerebral que hace que las personas tengan convulsiones recurrentes. Las convulsiones se deben a una descarga anormal del cerebro de una de las células que van a generar una serie de alteraciones de tipo corporal, acompañado de cambios cognitivos.

El neurólogo Jhon Mejías, conversó en A Tu Salud la revista con la epilepsia y las convulsiones y aseguró que de 100 personas al menos dos terceras partes de ellas, al menos una vez han sufrido alguna convulsión, pero se  habla de epilepsia cuando dichas descargas en el cerebro ocurren más de dos veces, es decir es una enfermedad crónica que se mantiene en el tiempo.

Mejías expresó que aunque las convulsiones epilépticas pueden manifestarse desde muy jóvenes existen contextos o causas de acuerdo a la edad para diagnosticar la enfermedad.

Epilepsia

Foto Referencial

En el caso de los niños explicó el neurólogo, que la epilepsia  se presenta tras los errores cognitivos del metabolismo, los trastornos en el desarrollo, las alteraciones de los canales de las células de los receptores, entre otras casusas. Pero también, a lo largo del tiempo los daños ocurren por la edad, infecciones, golpes, u otras condiciones que generan las crisis focales o generalizadas.

Lea también: ¿La epilepsia puede tratarse con técnicas quirúrgicas? (+video)

Crisis epilépticas focales o parciales

Las crisis focales se pueden manifestar de las siguientes formas:

  • Crisis parcial simple: se produce una alteración del movimiento, la memoria y las sensaciones, además de los sentidos de la vista y el oído.
  • Parcial compleja: en este caso, el paciente pierde el conocimiento y se queda en aparente estado de trance. Puede darse una repetición compulsiva de ciertos movimientos.
  • Secundariamente generalizada: comienza como una crisis parcial simple y termina extendiéndose al resto del cerebro convirtiéndose en una crisis generalizada.

Crisis epilépticas generalizadas

Las crisis generalizadas se producen en todo el cerebro y provoca la pérdida de conocimiento. Se puede manifestar así:

  • Ausencia: son más frecuentes en niños y pierden el conocimiento mientras parece tener la mirada fija en un punto.
  • Mioclónicas: se caracterizan por provocar una sacudida brusca y muy rápida de las extremidades. Dura escasos segundos.
  • Tónica: tras una pérdida repentina de la consciencia, los músculos de todo el cuerpo se contraen y sufren una hiperextensión brusca.
  • Atónica: en este caso, los músculos de todo el cuerpo pierden su consistencia, se relajan y la persona cae al suelo.
  • Tónico-clónica o convulsiva: la persona cae al suelo y el cuerpo se pone rígido (fase tónica) y se producen sacudidas rítmicas de brazos y piernas. Estas crisis también pueden provocar mordedura de lengua, labios morados, salida de espuma por la boca y relajación de esfínteres.
Epilepsia

Foto Referencial

Lea también: Trastornos convulsivos por fiebre ¿Cómo detectarlos? 

En ese sentido, el especialista aseguró que existen muchas maneras de controlar las crisis epilépticas, entre ellas destacan: la parte médica, los hábitos de vida, la cirugía, entre otros. No obstante, en la Venezuela actual el acceso a los tratamientos o fármacos es limitado o dificultoso, producto de la crisis sanitaria que afecta a la población desde hace algunos años.

Si desea conocer más a detalle sobre el tema, los invitamos a escuchar la entrevista completa al Dr. Jhon Mejías.

Comenta y se parte de nuestra comunidad