Siempre se nos ha dicho que el desayuno, es el alimento más importante del día, ya que él nos aportará los nutrientes y la energía necesaria para afrontar y llevar a cabo las diferentes actividades del día a día. Sin embargo, y pesar que esto es una información que solemos escuchar desde que somos pequeños, es a la que menos le damos importancia, sobre todo al momento de escoger los alimentos.

Para los expertos, el desayuno debe contener entre el 20 y 25% de las calorías diarias, y por supuesto ser equilibrado. Además, recomiendan evitar ciertos alimentos, que por lo general, tenemos la costumbre de incluir en nuestro menú matutino de manera habitual.

A continuación que decimos con algunos ejemplos, cuáles son esos alimentos que no deberíamos ver a primera hora del día.

Lea también: ¿Qué debemos validar en el etiquetado nutricional?

Mantequilla y mermelada

Las tostadas o sándwich con mantequilla y mermelada son uno de los desayunos más habituales, sin embargo, sobrepasan considerablemente las cantidades recomendadas por la Oganización Mundial de la Salud (OMS) (cuatro cucharadas diarias). Además, la margarina contiene grandes cantidades de ácidos grasos saturados y trans.

desayunos

Foto Referencial

Zumos

Los jugos envasados contienen grandes cantidades de azúcar (27 gramos por cada vaso de 35 cl). En cuanto a los zumos naturales, al exprimir la fruta desaparece gran parte de la fibra. Los expertos recomiendan tomar siempre la fruta entera.

desayunos

Foto Referencial

Pan blanco

Aunque es necesario tomar carbohidratos en el desayuno, estos deberían ser de absorción lenta, por lo que una buena opción es optar por los panes elaborados con el grano completo. El motivo es que, al ser carbohidratos complejos, proporcionan energía durante más tiempo.

Desayunos

Foto Referencial

Galletas dulces

Las galletas dulces, por lo general son procesadas y contienen grandes cantidades de grasas saturadas y de azúcares. A la hora de desayunar, es importante que las grasas sean saludables, como las procedentes del aceite de oliva o de los frutos secos.

desayunos

Foto Referencial

Snacks y azúcares

Las tortitas y barras de cereales son muy ricas en azúcares. Además, su índice glucémico es muy elevado y, por tanto, el organismo los asimila demasiado rápido, evitando la sensación de saciedad.

desayunos

Foto Referencial

Lea también: Cómo comer de manera consciente

Lo importante para lograr un estilo de vida saludable es ingerir siempre alimentos de buena calidad, que nos aporten los nutrientes y la energía necesaria. Asimismo, realizar los tres platos fuertes del día (desayuno, almuerzo y cena) y realizar ejercicio de forma regular.

Con Información de: www.ideal.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad