La ciencia y tecnología en las comunicaciones y entretenimiento ha avanzado de tal manera que cualquier dispositivo móvil (teléfono inteligente, tablet o computador) forma parte de nuestra vida diaria. Actualmente somos totalmente dependientes de estos dispositivos sea cual sea el motivo, entretenimiento, ocio, trabajo, necesidad etc. Las numerosas aplicaciones existentes y redes sociales nos consumen y abarcan una gran cantidad de horas diarias

Este mundo ha acaparado a la mayoría de las personas y es que estos medios de comunicación han pasado a formar parte de la vida de todos. Por ejemplo: hay personas que publican todo lo que hacen y notifican todos y cada uno de sus pasos en las redes, asi como hay personas que consultan las redes ante la más mínima duda, no mueven un dedo sin primero consultar o ver qué dicen las redes. Pero… ¿Dónde leer? ¿Qué buscar y qué creer?

consultar redes sociales

Foto referencial

Lea también: Mucho cuidado con el Dr. Google

Debido al gran potencial que ofrecen las redes sociales, numerosas empresas, compañías y personas de renombre alrededor del mundo han comenzado utilizarlas para publicar consejos, información, y/o diversión.

La publicación de un canal de noticias, una empresa famosa de automóviles, o de un artista, pudiera ser creíble, pero, ¿qué pasa cuando coloco algo en un buscador en Internet y me salen mas de 500 respuestas? O ¿qué pasa cuando alguien publica algún consejo de belleza o salud? ¿Como sé si es verdad? ¿Hasta dónde creer? ¿En qué estudio se apoya esa persona para decir tal cosa?

Leer un artículo errado o confuso sobre moda, decoración, o gastronomía, no tienen gran caso, el problema está en los consejos e información equivocada de belleza, medicina alternativa, salud, etc., ya que pueden influir negativamente en nuestro estado de salud general y hasta atentar contra nuestra vida.

Entonces, ¿cómo hacemos?

1. Tratar de ir directamente a la sección de salud de cadenas noticiosas reconocidas y de alto impacto, ya que poseen un cuerpo de editores, redactores, y escritores con un amplio reconocimiento y previamente aprobados por ellos mismos.

2. Así como hay cadenas de noticias, también hay personas, que bajo su nombre personal, se han dedicado desde hace años al sector de salud, deporte y bienestar, con amplio recorrido y reconocimiento en los distintos medios de comunicación (prensa escrita, radio y tv). Esto le da la credibilidad necesaria a esta persona y a todo aquel profesional de la salud que ella cite o invite.

niños redes sociales

Foto referencial

Lea también: Ortodoncia en la tercera edad. ¿Mito o realidad?

3. Si una persona que no conocemos, publica algo por su cuenta, en algún medio desconocido, pues esto pudiera ser cierto como también dudoso. Debemos ir a las referencias científicas y bibliográficas que esta persona hace, ver si algún medio de alto impacto o cuáles personas reconocidas le dan apoyo y veracidad retuiteando o citando lo publicado

4. No creer en las cadenas de Whatsapp, por lo general son cuentos que pasan de boca en boca y que las personas envían y envían y cada quien le pone o le quita lo que mejor le parezca. Estas cadenas de Whatsapp, están basadas en suposiciones, chismes e información no real, y carecen de lugar, fecha, cuerpo editor, referencias bibliográficas, citas de expertos, etc.

Ante cualquier duda, o para algún consejo de salud, acude directamente a los profesionales. Evita creer en cuentos, chismes y mitos. Recuerda que con la salud no se juega.

Carlos Rauseo

Comenta y se parte de nuestra comunidad