Hay un tema que vemos repetidamente en las emergencias pediátricas, son los bebés intoxicados por infusiones herbales, también llamadas “té” o  “guarapos”, es triste decirlo, pero las consecuencias  son muy negativas, sobre todo cuando tenemos niños muy pequeños, y más aún cuando están deshidratados, ingiriendo estas bebidas, siendo de peor pronóstico cuando las consumen en forma prolongada, al llegar a la emergencia hay que tratar dos cosas: la enfermedad del bebé y la intoxicación por plantas, que está sufriendo, inclusive puede llegar a causar problemas en el hígado y en los riñones.

La causa más común observada es la administración de dichas infusiones cuando el niño presenta cuadros diarreicos y eméticos, la cual empeora notablemente el cuadro clínico del paciente.

Mi consejo pediátrico es no administrar este tipo de bebidas a los niños, aunque sean “naturales” pueden causar intoxicaciones y consecuencias serias en la salud de los bebes.  Cualquier medicamento que se administre, debe consultarse primero con el pediatra.

bebés

Foto Referencial

Lea también: ¿Qué produce y por qué se presenta la hemofilia?

Las 10 infusiones más peligrosas para los bebés

  • Orégano. Es utilizada para detener los cólicos, sin embargo, debido a sus efectos estimulantes, esta planta puede provocar alteraciones nerviosas, así como excitación cardiaca. Incluso en las embarazadas puede llegar a ser abortiva.
  • Ruda. Se usa para detener la mucosidad de la nariz, pero puede provocar irritación estomacal, espasmos, problemas de sueño y daños en el hígado y riñones. En las embarazadas puede provocar contracciones uterinas y aumentar el flujo sanguíneo, por lo cual es igualmente perjudicial para ellas.
  • Hoja de limoncillo. La utilizan para la indigestión, pero puede causar reflujo, deshidratación y sobre todo contiene cafeína, un componente nada recomendable para los pequeños.
  • Hojas de guanábana. Se suele dar para que pueda dormir el bebé, pero puede contribuir a dañar el sistema nervioso periférico, afectar el sistema cardiovascular y en las embarazadas puede provocar contracciones uterinas.
  • Anís estrella. Remedio para evitar los gases. Su efectos secundarios son el aumento de la acidez del estómago, náuseas y vómito.
 Bebés

Foto Referencial

  • Epazote. Es comúnmente utilizada para eliminar parásitos o lombrices intestinales, sin embargo puede ser sumamente tóxica para los bebés, provocando dolor abdominal, vómito, náuseas y mareos.
  •  Anamú. Muchas veces se ha utilizado esta planta como remedio natural contra la sinusitis, sin embargo, no es adecuada para los niños.
  • Hoja de lechuga. A pesar de su efecto tranquilizante, a la larga puede traducirse en un aumento de retención de líquidos, proliferación de gases, hinchazón y malestar.
  • Salvia. Se suele dar para la ronquera, sin embargo, es tóxica para los bebés.
  • Cogollito de guayaba. Se utiliza para detener la diarrea, pero puede causar estreñimiento. Tampoco está indicado para mujeres embarazadas o lactantes.

Lea también: ¿Corazón acelerado? ¿Cuándo consultar?

Dra. Angie V. Rodríguez R.

Pediatra – Puericultor

Corporación ATIEMPO

Con información de: www.guiainfantil.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad