Hace algunas semanas se generó una alarma en nuestro país por la presencia de un caso sospechoso de Poliovirus en un niño de 2 años y 10 meses de la población de Delta Amacuro, con antecedente de no haber recibido esta vacuna, quien presento parálisis flácida en el mes de abril y un mes después los síntomas persistían en su extremidad inferior.

La poliomielitis ha sido históricamente una enfermedad muy temida ya que dejaba a muchos niños con parálisis para toda la vida.

Cabe destacar que desde hace 29 años no se reporta un caso de Polio en Venezuela, dicha enfermedad se encuentra erradicada en gran parte del territorio mundial salvo algunas comunidades muy pobres y marginadas donde afecta a los niños más vulnerables como por ejemplo: Afganistan, Nigeria y Pakistan, donde las deficiencias en el sistema de salud y el saneamiento han dificultado su eliminación.

Polio

Foto Referecial

Lea también: Se acercan las vacaciones ¿Sabes cómo prepararte?

¿Cómo funciona la vacuna contra el Poliovirus?

En Venezuela la vacuna aplicada es la antipoliomielitica oral (OPV), al administrarla el virus atenuado se multiplica el intestino durante tiempo limitado, generando anticuerpos que confieren inmunidad. Durante este tiempo se excreta en las heces propagándose en la comunidad y protegiendo a otros niños mediante inmunización indirecta.

Cuando una población se encuentra subinmunizada, este virus excretado en las heces circula durante al menos 8 – 12 meses presentando múltiples mutaciones y readquiriendo las características de transmisibilidad y neurovirulencia, haciéndolo capaz de producir parálisis. Cuanto más tiempo sobrevivan más cambios genéticos puede sufrir. Esto se denomina “poliovirus circulante de origen vacunal o derivado de vacuna” y podría ser la explicación de la enfermedad en este paciente, reflejando la prolongada e insuficiente cobertura vacunal en esta población.

Polio

Foto Referencial

Afortunadamente la Organización Mundial de la Salud (OMS), informó recientemente que el análisis de laboratorio posterior en este paciente descarto que los síntomas de parálisis flácida aguda presentada pueda ser asociada al virus de polio salvaje o a uno circulante derivado de la vacunación, a pesar de que se había aislado en el laboratorio de referencia nacional “Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel” en Caracas, un poliovirus vacunal Sabin tipo 3 de su materia fecal.

¿Cuál es la importancia epidemiológica de esta alarma?

La sospecha de regreso del Polio en nuestro país debe servir de instrumento para reafirmar la importancia de alcanzar y mantener una cobertura de vacunación contra la poliomielitis superior a 95% en la población y la necesidad de mantener una vigilancia epidemiológica y actualizar los planes nacionales de respuesta a posibles brotes de poliovirus.

Polio

Foto Referencial

Si una población esta vacunada estará protegida contra el virus salvaje y el de origen vacunal.

Lea también: Hemoglobina Glicosilada (HBA1C). II parte

Dra. Michelle Sandoval
Internista/ Infectóloga.
Corporación ATIEMPO

Comenta y se parte de nuestra comunidad