Salud
Foto Referencial

A propósito de la llegada de las vacaciones conoce algunos hechos sobre las actividades recreacionales en agua y su relación con enfermedades que te orientaran a ser preventivo y disfrutar de ellas sin enfermarte.

Algunas enfermedades relacionadas a las actividades recreacionales que se desarrollan en agua, son causadas por microorganismos que se adquieren al tragar e inhalar agua y tener contacto con agua contaminada en piscinas, jacuzzis , aguas termales, spas, fuentes interactivas, lagos, ríos y océanos.

Lea también: El regreso del Polio en Venezuela: ¿realidad o llamado de atención?

¿Cuáles son estas enfermedades?

La diarrea es la enfermedad más común asociada al uso de aguas recreacionales, frecuentemente causada por Cryptosporidium, Giardia, Norovirus, Shigella y Escherichia coli. En el caso de Cryptosporidium ha sido difícil su control ya que no es eliminable con cloruro el cual se utiliza como descontaminante químico en las piscinas y jacuzzis.

Salud
Foto Referencial

En menor frecuencia la Legionella se ha asociado a las bañeras de hidromasaje cuyas aguas tibias favorecen su crecimiento y desarrollo pudiendo causar enfermedad de los legionarios, la cual consiste en un tipo de neumonía que puede ser severa. Las altas temperaturas dificultan mantener los niveles de desinfectantes por lo cual es necesario asegurarse de que la bañera tenga los niveles de desinfectante y Ph adecuados obteniendo información del personal encargado.

La Pseudomona también es causante infecciones como la foliculítis de bañera y el oído de nadador para evitarlos debes retirarte el traje de baño al salir del agua y ducharte, y mantener muy secos tus oídos sin usar objetos que puedan causar erosiones o heridas en el conducto auditivo.

Otras infecciones de importancia son las oculares de origen bacteriano y viral, para evitarlas es necesario extremar las medidas higiénicas y jamás sumergirse en estas aguas con lentes de contacto puestos.

Las afecciones más complicadas y severas son las neurológicas. Las causantes son las amebas de vida libre ampliamente distribuidas en agua de mar, lagos y ríos, las especies de Naegleria fowleri y Acanthamoeba, son las más comunes, capaces de causar meningoencefalitis. Una forma de prevenirlas es evitar en contacto con aguas estancadas en estos sitios.
Los niños son la población más susceptible a enfermarse en las aguas recreacionales.

¿Cómo mantener tu salud en el agua?

Las aguas recreacionales, son el ultimo sitio en el que debe estar una persona enferma con diarrea, así que no nades ni permitas que tus hijos naden si tienen diarrea, ya que un pequeño incidente podría liberar una enorme cantidad de gérmenes capaces de infectar y enfermar a otras personas.

Salud
Foto Referencial

Como precaución a esta y otras enfermedades, nunca tragues agua en estos sitios, pregunta cuándo fue la última inspección, cada hora saca a los niños del agua y báñalos con agua limpia, si tu hijo usa pañales revísalos y cámbialos cada 30 – 60 minutos en un lugar apropiado, también es importante tomar una ducha corta antes de entrar al agua e igualmente al salir de ella.

Lea también: Se acercan las vacaciones ¿Sabes cómo prepararte?

Dra. Michelle Sandoval
Internista-Infectologa
Corporación ATIEMPO

Comenta y se parte de nuestra comunidad