Seguramente también te ha pasado que a la hora de elegir un cosmético entras en desespero y no sabes qué producto escoger debido a tu tipo de piel, tu edad e incluso la zona del cuerpo (rostro o cuerpo) donde usaras el cosmético. La hora del día también o la época del año también puede influir en dicha decisión. Y es que a pesar que los fabricantes intentan adaptarse a las diferentes necesidades y preferencias de cada persona, a veces creemos que no es suficiente y que ninguna fórmula se adapta correctamente, sin embargo gracias a la inteligencia artificial, esto podría cambiar.

Lea también: Gadgets faciales lo nuevo en tecnología de belleza

Inteligencia artificial para personalizar los cosméticos

Sí, tal como lees, la misma tecnología que está conquistando los smartphones y está transformando la forma de hacer negocios, incluyendo los productos de belleza, motivo por el cual algunas marcas ya utilizan el análisis predictivo para personalizar los cosméticos en función de las características específicas de cada individuo.

Entre estas marcas destaca una startup de San Francisco que ha creado una base de datos con una ingente cantidad de información (lo llaman The Beauty Genome Project). La misma contiene más de 100.000 productos de belleza, 20.000 principios activos (y el sistema sabe cómo interactúan con la piel basándose en investigaciones científicas) y 8 millones de comentarios respaldados por consumidoras.

Inteligencia artificial

Foto Referencial

Para adquirir una de sus formulaciones a medida, la mujer enviar un cuestionario a través de la web en el que indica su tipo de piel, edad, origen étnico, localización geográfica y otras preguntas sobre su estilo de vida. Una vez que el sistema de inteligencia artificia analicé los datos suministrados por la futura cliente, el mismo sistema recomienda los ingredientes más adecuados para el cuidado de la piel. Posterior a eso, se elabora un sérum, tónico o crema hidratante y lo envían.

Pero también dan la posibilidad de contratar una suscripción bimestral con la que cada dos meses revisan y adaptan de nuevo la formulación en función de parámetros que hayan podido cambiar (por ejemplo, viajes en avión o estación del año).

Adiós a la talla única

Una segunda marca que se posiciona a la vanguardia en beauty tech, propone productos más allá del talla única de forma similar a la anterior firma. Pero va un paso más allá: aparte de tener en cuenta las particularidades de cada persona a través de un detallado cuestionario, para personalizar la crema basada en una tecnología de visión artificial con la sé que analizará el estado de la piel (arrugas, daño solar, manchas…)

Cuentan también con un algoritmo que procesa toda la información recolectada y recomienda el compuesto que más le conviene, tanto el tipo como los ingredientes y la dosificación. La compañía elabora una muestra en diez minutos. Y si le gusta al cliente, se encargar a través de la web. Suministran la necesaria para tres meses, tiempo en el que la empresa monitorea la piel para comprobar si realmente resulta eficaz. El seguimiento de la piel es continuo para adaptarse a los cambios y constatar cómo evoluciona. Ahora, la firma está comercializando el servicio a través de pop up stores (tiendas efímeras). Pero próximamente se podrá comprar íntegramente online: está desarrollando un kit, que enviará a casa, con todo lo necesario para evaluar la piel.

Inteligencia artificial

Foto Referencial

Aunque las dos empresas sustentan su negocio en un motor de inteligencia artificial, ambas complementan esta herramienta con expertos en dermatología, un campo en el que esta tecnología va a dar mucho que hablar.

Lea también: El campo de la medicina apuesta por la Inteligencia Artificial

Con Información  de: www.vanitatis.elconfidencial.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad