La osteoporosis es una enfermedad sistémica, que se caracteriza por la densidad mineral de los huesos, que afecta con mayor frecuencia a las mujeres. Sin embargo, los hombres pueden verse también afectados. El traumatólogo Antonio Sánchez, nos explicó los diferentes tipos de osteoporosis, así como también nos dio algunas recomendaciones para evitar la aparición de esta deficiencia ósea.

Tipos de Osteoporosis

Osteoporosis primaria

Involutiva o senil (en general, la fractura más frecuente es la vertebral):

  • Tipo I o postmenopáusica (mujeres de 51-75 años): las fracturas más características son las vertebrales y las del segmento distal del antebrazo o muñeca (denominadas fracturas de Colles).
  • Tipo II (mujeres y varones de más de 70 años): las fracturas más características son las de cuello femoral o cadera, extremidad proximal del húmero u hombro, las de la tibia y la pelvis.
  • Idiopática: característica de personas jóvenes; no se conoce la causa. Afecta por igual a ambos sexos, y se caracteriza por la aparición brusca de dolor óseo y fracturas ante mínimos traumatismos.
osteoporosis

Foto Referencial

Lea también: Decálogo de la osteoporosis

Osteoporosis secundaria

  • Favorecida por factores alimentarios (dieta baja en calcio o problemas en la absorción del mismo).
  • Enfermedades endocrinológicas (diabetes mellitus, hiperparatiroidismo o hipertiroidismo). • Enfermedades metabólicas (intolerancia a la lactosa).
  • Amenorrea o falta de la menstruación (deportistas o anorexia nerviosa).
  • Enfermedades genéticas.
  • Uso prolongado de determinados fármacos.
  • Algunos tumores (mieloma múltiple o metástasis).
  • Enfermedades del hígado.
  • Insuficiencia renal crónica o por inmovilización.

Cómo evitarla

El especialista señaló que la mayoría de las enfermedades tienen un condicionante genético que no es modificable. No obstante, si se pueden modificar  los factores de riesgo para evitar sufrir osteoporosis  en el tiempo.

  • Alimentación adecuada: Se debe tener una alimentación balanceada rica en calcio, sin exceder su consumo.
  • Ejercicios: Realizar ejercicios de forma regular, en primera instancia al aire libre que implica exposición solar, que estimula la producción de vitamina D en el cuerpo humano. Así como también ejercicios de peso y fortalecimiento.
Comenta y se parte de nuestra comunidad