Norma Jeane Mortenson, mejor conocida como Marilyn Monroe, fue un icono de la belleza y símbolo sexual entre los años 50. Es que la hermosura y el glamour de esta actriz estadounidense trascienden a través de los años, y es por eso que no dudamos en conocer cuáles fueron sus secretos para mantenerse radiante siempre y ser referencia en cuanto a belleza.

En una entrevista realizada en 1952 Monroe reveló algunos de sus trucos y hoy, años más tardes no pierden vigencia y por eso los compartimos. Toma nota y siéntete tan diva como lo fue Marilyn Monroe con estos consejos de belleza.

Marilyn Monroe

Foto Referencial

Lea también: Despierta fabulosa con estos trucos de belleza

Dormir mucho

Monroe aseguró que odiaba levantarse de prisa e incluso le tomaba horas despertar en la mañana y siempre dormía de cinco a diez horas cada noche. Además, dijo: “Nunca logré usar pijamas, interrumpen mi sueño”.

Ir a la cama desnuda

Marilyn siempre dormía desnuda sin importar la época del año, pues así se sentía más libre y cómoda, además de que no amanecía con marcas de ropa en su piel.

Ejercítate 10 minutos

La actriz estadounidense no era fanática del ejercicio, por lo que sólo se ejercitaba 10 minutos cada día en su habitación después de lavarse los dientes y lavarse la cara.

Marilyn Monroe

Foto Referencial

No te broncees

La símbolo sexual de los años 50 nunca se bronceaba por que amaba su tono rubio y porque el sol daña la piel de manera irreversible. Por eso mantenía su blancura y solo hidrataba bien su piel para darle brillo.

No lavarse el cabello todos los días

Marilyn cuidaba mucho su cabello y no se lo lavaba todos los días. Un secreto que tenía para refrescar su pelo, el día que no se lo lavaba  se aplicaba talco de bebe en las raíces.

Labios siempre rojos

Para hacerlo, Monroe utilizaba 5 tipos de labiales de diferentes tonos rojizos para crear la forma de sus icónicos labios. El truco era aplicar un tono oscuro en los bordes e iba rellenando con colores claros hacia adentro.

Delineado imperfecto

Para lograr su look de “ojos de gato”, Marilyn no se preocupada porque se vieran extremadamente perfectos, pues prefería un look más desordenado.

Marilyn Monroe

Foto Referenacial

Exfoliaba su piel con una mascarilla natural

Lavaba bien las frutillas y las hacia puré y luego las mezclaba con 1 cucharada de azúcar. Se la aplicaba bien en el rostro limpio realizando un suave masaje en círculos durante varios minutos. Después, retiraba la mascarilla con agua tibia e hidrataba bien la piel. Lo hacía durante una vez por semana.

Lea también: El decálogo de belleza para verse más joven

Con Información de: fashionclick y www.nuevamujer.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad