Constantemente les hablo sobre la importancia de realizar ejercicios para preservar nuestro bienestar. No se trata de ejercitarse para ser el “más bueno” o la “mamita mi reina” de las redes sociales… esos cuerpos esculturales que ustedes ven en fotos son el producto de horas de trabajo de seres que viven para eso, cuyo trabajo es precisamente lograr ese físico y además añádanle un tanto de retoque al tema y quizás hasta el uso de fármacos. Y les aclaro, no les digo esto con el ánimo de desilusionarlos, todo lo contrario, es para que asumamos que el ejercicio es para construir un cuerpo sano, con el peso ideal, con el propósito de llegar a viejos independientes, enteros y con calidad de vida.

¿Cómo ejercitarnos?

Diversos expertos, como por ejemplo, los de Mayo Clinic han descubierto gracias distintos estudios que el “entrenamiento aeróbico de alta intensidad” puede revertir proceso de envejecimiento en adultos. Puede resultar el caminar muy, muy rápido, o con intervalos de aceleración por periodos cortos, es decir, se sustituye “el fondo” por velocidad, se trata entonces de realizar entrenamientos cortos de mayor intensidad.

entrenar

Foto Referencial

Lea también: ¡Motívense y entrénense regularmente!

Muchos se han preguntado, estoy segura, … ¿qué tipo de entrenamiento es mejor, especialmente cuando uno es mayor, digamos después de los 50 años? Un estudio reciente de la Mayo Clinic refleja que el mejor entrenamiento es el ejercicio aeróbico de alta intensidad, el cual puede revertir algunos aspectos celulares del envejecimiento.

Ahora bien, es bueno acotar que todos los tipos de entrenamiento mejoran la masa muscular magra y la sensibilidad a la insulina: el entrenamiento por intervalos de alta intensidad, el entrenamiento de resistencia y el entrenamiento combinado; pero solamente los entrenamientos de alta intensidad y combinados con rutinas de carga (aeróbico intenso más pesas) mejoran la capacidad aeróbica y la función mitocondrial del músculo esquelético, es decir, que preservan la masa muscular y ósea, al optimizar significativamente la maquinaria celular encargada de producir nuevas proteínas, lo que revierte el envejecimiento.

entrenar para una vejez

Foto Referencial

El ejercicio por intervalos de alta intensidad mejora el contenido proteico del músculo, lo cual no solo favorece las funciones energéticas, sino también agranda el músculo, especialmente en las personas mayores. Sin embargo, para alcanzar buena fuerza muscular, es importante añadir el entrenamiento de resistencia, al menos, un par de días por semana; pues además es la única forma de prevenir la merma ósea u osteoporosis.

Los resultados generales del estudio de Mayo Clinic mostraron lo siguiente

La salud cardiorrespiratoria, la masa muscular y la sensibilidad a la insulina mejoran con el entrenamiento combinado. La función de las mitocondrias celulares disminuye con la edad, pero mejora con dicho entrenamiento. También se da un aumento en la fuerza muscular que fue solo moderado con el entrenamiento por intervalos de alta intensidad, pero estuvo presente en el entrenamiento de resistencia por sí solo o añadido al entrenamiento aeróbico.

Sin embargo sepan que el ejercicio mejora la expresión génica del músculo esquelético, independientemente de la edad. Por tanto, hagan ejercicios, si desean mantenerse vitales, independientes y físicamente, jóvenes; no lo hagan solamente pensado en convertirse en el chico o chica sexy de Instagram o Facebook pues terminaran desertando en el intento.

Lea también: Chocolate negro… ¡Un receso para nuestra mente y paladar!

María Laura Garcia

Comenta y se parte de nuestra comunidad