La temperatura corporal está regulada por neuronas termosensibles localizadas en el Hipotálamo.  Estas neuronas responden a los cambios en la temperatura sanguínea, así como a las conexiones nerviosas directas con los receptores de calor y frío situados en la piel y el músculo.

Dicha temperatura corporal varía de forma regular cada día.  Este ritmo circadiano de la temperatura, determina que la temperatura corporal sea menor a primeras horas de la mañana y se eleve aproximadamente 1°C en las últimas horas de la tarde o al anochecer.

La fiebre es una elevación controlada de la temperatura corporal por encima de los valores normales para un individuo, este valor depende del sitio donde ha sido tomada.

temperatura

Foto Referencial

Lea también: Qué hacer ante una neumonía en niños

Temperatura corporal asociada a una reproducción microbiana 

Mucho se ha avanzado en su conocimiento desde el siglo XIX, cuando el diseño moderno del termómetro clínico, atribuido a August Wunderlich, hizo posible cuantificar elevaciones de la temperatura corporal.

En el ser humano los aumentos de la temperatura se asocian a una menor reproducción microbiana y a una mayor respuesta inflamatoria. De este modo la mayoría de los datos indican que la fiebre es una respuesta adaptativa de protección.

Una proporción aproximada de 20 -40% de las visitas al pediatra son motivadas por la presencia de fiebre, siendo una causa importante de preocupación para los padres y cuidadores.

temperatura corporal

Foto Referencial

En el contexto de infecciones en pediatría, el estudio de la fiebre debe plantearse en tres formatos, cada uno de los cuales lleva inherentes consideraciones etiológicas, diagnósticas y terapéuticas distintas:

1.- El niño < de 3 meses,  2.- El niño de 3 m  a 36 meses y  3.- El niño con fiebre de más de 7 a 10 días de duración de origen desconocido.

La fiebre en niños pequeños puede ser un reto diagnóstico para los profesionales de la salud ya que a menudo es difícil identificar la causa. En la mayoría de los casos, la enfermedad se debe a una infección viral auto-limitada.  Sin embargo, la fiebre también puede ser la característica de presentación de infecciones bacterianas graves, como  meningitis o neumonía.

Según la enseñanza tradicional, la temperatura corporal normal es 37°C (98.6°F), y se acepta generalmente que una temperatura ≥ de 38°C (100°F), medida por un termómetro rectal, representa FIEBRE.

temperatura corporal

Foto Cortesía

Lea también: Sitios de medición de la temperatura en la edad pediátrica

Dra. Mariangel González Medina

Pediatra Puericultor

Otorrinolaringólogo

Corporación ATIEMPO

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad