Cuando sabemos que estamos embarazadas, muchas mujeres comenzamos la incesante búsqueda de información para prepararnos durante esos nueve o diez meses de gestación. También, leemos cuanto libro y artículo se nos atraviesa acerca de la mejor manera para criar a nuestros hijos.

Pero, hay unos detalles después del parto que me atrevería a asegurar nadie o muy poca gente te dice. Aquí se las enumero para que las tengan en cuenta y no se sorprendan o angustien cuando les pase:

No se te desinfla la panza como en las telenovelas. Luego de dar a luz, sea por parto natural o cesárea, quedamos con la barriga bastante extraña. Queda todo “volando”, se desinflama un poco pero seguimos pareciendo como de cinco o seis meses de embarazo al salir de la clínica. La piel queda con una sensación bastante incómoda y esa flacidez dura bastante tiempo. Por mucho que adelgaces y ya no tengas barriga, pasarán varios meses para que vuelvas a recuperar la tonicidad de la piel y los músculos. Pero, tranquila que con una buena dieta y ejercicios todo se recupera.

posparto

Foto Cortesía

Estarás mes y medio con la menstruación. Este tiempo depende de cada mujer, pero por lo general estaremos sangrando durante la cuarentena desprendiendo todos los coágulos y loquios. Lo bueno es que a medida que van pasando los días, lógicamente va disminuyendo este sangrado y si amamantas se pasará aún más rápido.

Puedes tener contracciones. Es posible que sientas unas molestias o dolores durante el posparto debido a que el útero comienza a recuperar el tamaño que tenía antes del embarazo y se producen las llamadas contracciones posparto o también conocidas como entuertos. De igual manera, si amamantas puede que sientas más contracciones sobre todo porque la lactancia ayuda a “recoger” todo más rápido.

Lea también: Retos de una mamá de hoy

El dolor de la lactancia

La lactancia es lo más difícil. Probablemente, te pase como a mí que he dicho: “puedo parir todas las veces que quieran, pero amamantar….” Y es que los dolores del parto se olvidan, pero sentir cómo tus pezones se rompen, arden y duelen quizá te haga llorar. Yo conté con una maravillosa experta en lactancia que me acompañó en este camino y solo fueron tres días de horror, pero el dolor que sentí fue sin duda más intenso que el del parto.

Lactancia Materna

Foto Referencial

Tómate tu tiempo para retomar la vida sexual. Quizá quieran tu pareja y tú volver a tener relaciones pronto pero debes cuidarte. Aún y cuando ya no sientas dolor es mejor trates de no tener sexo antes de las seis semanas para que le des tiempo a tu cuerpo de recuperarse. Además, si no quieres volver a quedar embarazada, cuídate, pues estamos más fértiles que nunca en esta etapa.

Te pueden hacer episiotomía. Por lo general, aunque no a todas, a las madres primerizas nos practican la episiotomía para evitar desgarres y facilitar la salida del bebé. Esta cirugía tiene unos cuidados especiales y te molestará sentarte los primeros días, pero si sigues las indicaciones de tu médico te recuperarás muy rápido y quedarás como si nada.

Y qué pasa con el cabello en el  posparto

En este video les cuento qué pasa con nuestro cabello después del embarazo:

Este listado que les hago es de aspectos físicos, pero durante el posparto no podemos olvidar aspectos emocionales que debemos cuidar. Esta nueva etapa nos enfrenta a lo desconocido y por lo general nos llenamos de angustia, de nervios, de ansiedad. Mi consejo es que siempre, siempre mantengan el control frente a cualquier situación pues todo lo que nosotras sentimos se lo transmitimos a nuestros bebés.

Duerme, duerme, duerme mucho cuando tu bebé lo haga así evitarás que el cansancio y las hormonas te jueguen una mala pasada, por consiguiente le cierras el paso a la depresión posparto.

Disfruta cada momento. Vive al máximo cada segundo con tu bebé y tu pareja pues el tiempo pasa muy rápido. Recuerda que una mamá feliz cría a un bebé feliz.

Lea también: La realidad de ser una mamá migrante

https://twitter.com/adialasalasb?lang=es

Comenta y se parte de nuestra comunidad