A las mujeres por lo general, nos cuesta mucho sentirnos cómodas con todas las partes de nuestro cuerpo, y por más que nos sometamos a cuantos tratamientos de belleza existen para tratar esas zonas. En ocasiones los resultados no son como los que pensamos, o no surgen efectos positivos como le ocurrió a alguna amiga.

Pensar en lo antes expuesto es un error muy común y lo que no sabemos -o queremos obviar- es que el ejercicio, junto a una buena alimentación es la única garantía para poder alcanzar la meta del cuerpo soñado y por supuesto, saludable.

Si lo que queremos es reducir medidas y grasas, lo necesario es activar el metabolismo y centrarnos en trabajar una zona del cuerpo a la vez, aumentando la intensidad de cada entrenamiento y elevando el ritmo cardiaco. Si esto es lo que te conviene, toma nota de estos ejercicios utilizando tu propio peso y prepárate a lucir como siempre lo has querido.

Lea también: Elimina la flacidez de tus brazos con fitball y mancuernas

Jumping Jacks

Es un buen ejercicio para calentar. Coloca los pies a la anchura de tus caderas y los brazos a lo largo del cuerpo. Pega un salto para abrir las piernas y mientras, junta los brazos por encima de la cabeza, cruzándolos. Después vuelve a saltar a la posición inicial. Trata de apoyar el talón del pie y la planta del pie por completo cuando abras las piernas para trabajar estas y el glúteo. Repite este ejercicio sin parar durante 30 o 60 segundos lo más rápido que puedas.

Burpees

Este ejercicio es especialmente bueno para aumentar pulsaciones y trabajar absolutamente todo el cuerpo. Ponte de pie con los pies separados a la altura de los hombros y los brazos a cada lado. Flexiona las rodillas y baja el cuerpo como en una sentadilla. Pon las manos en el suelo justo en frente de ti, entre los pies. De un salto, lleva los pies hacia atrás y aterriza con el metatarso en posición de plancha. Dobla los codos y baja el cuerpo hacia el suelo. Luego usa los brazos para levantarte hasta la posición de plancha y da un salto llevando los pies hacia delante para que aterricen por fuera de las manos. Levanta los brazos por encima de la cabeza y salta. Cuando aterrices, dobla las rodillas inmediatamente y baja en posición de sentadilla para la próxima repetición.

Ejercicios

Foto Referencial

Fondos de tríceps

Colócate en posición de plancha frontal, con las manos justo por debajo de los hombros. Baja el cuerpo totalmente recto hacia el suelo, manteniendo los codos bien pegados a las costillas para concentrar el ejercicio en el tríceps. Vuelve a subir a la posición inicial, apretando bien el abdomen para no hundir la espalda. Si te cuesta mucho, prueba a hacer el ejercicio apoyando las rodillas en el suelo.

Lunge con salto

Empieza en posición de lunge con el pie derecho en frente del izquierdo. Crea un ángulo de 90º con las dos piernas. Las manos pueden estar en las caderas o si quieres, puedes sujetar un fitball frente a ti para trabajar también los brazos y los hombros. Mantén el core activado, baja un poco para cargar el lunge y luego salta para cambiar de pierna. Aterriza en la posición de lunge inicial, repite el ejercicio con esta pierna y así sucesivamente. Si te cuesta mucho, no hagas el salto.

Ejercicios

Foto Referencial

Sentadillas

Ponte de pie con los pies separados a la anchura de las caderas. Levanta los brazos hacia delante, a la altura de los hombros, con las palmas mirando hacia abajo mientras efectúas una sentadilla. Trata de no inclinarte demasiado hacia delante, activa el abdomen y mantén el pecho alto. Si te cuesta mantener la espalda recta, puedes colocar un fitball entre tu espalda y la pared e ir deslizándote hacia abajo y hacia arriba para efectuar el ejercicio.

Push up con fitball

Empieza en posición de plancha frontal, activa el abdomen y baja al suelo para hacer una flexión. Para trabajar aún más la estabilidad, apoya tus pies en un fitball. Si no tienes un fitball a mano, también puedes apoyar la punta de los pies en un banco.

ejercicios

Foto Referencial

Mountain climbers

Comienza en posición de tabla, con los brazos justo por debajo de los hombros y activando todo el cuerpo. Levanta el pie derecho y lleva la rodilla hacia el codo derecho. Regresa a la posición inicial y repite con la rodilla izquierda, llevándola hacia el codo izquierdo. Trata de apretar bien el abdomen para que tu cuerpo no ‘baile’ y activa la parte media de la espalda para mantener una base sólida.

Lea también: Rutina de ejercicios con TRX (+video)

Con Información de: www.vanitatis.elconfidencial.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad