La Hepatitis, es una enfermedad que puede afectar gravemente la salud del hígado y del cuerpo en general. Se conoce que la hepatitis es uno de los problemas a nivel de salud que afectan a millones de personas y hasta solo existen vacunas para combatir los distintos tipos de enfermedades hepáticas.

El hígado al igual que el resto de los órganos es de gran importante para realizar muchas de las funciones vitales de nuestro cuerpo, pero específicamente las labores del hígado se destacan por:

  • Eliminar toxinas del organismo
  • Producir bilis que favorece la digestión
  • Transformar en energía el azúcar, las grasas y las proteínas
  • Formar proteínas que intervienen en el proceso de coagulación
HEPATITIS

Foto Referencial

Pero… ¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis no es más que la inflamación del hígado, que puede ser ocasionada por varios factores, aunque la más común es un virus.

Esta enfermedad puede presentarse de dos maneras:

  • Aguda– Se resuelve en 1 – 3 meses y normalmente no produce daño permanente en el hígado.
  • Crónica- El daño al hígado se prolonga por más de 6 meses y puede provocar fibrosis, llegar a cirrosis e incluso cáncer.

Todos los tipos de hepatitis son asintomáticos, es decir, que no presentan síntomas o se presentan en etapas muy avanzadas. Sin embargo, hay algunos síntomas que podrían indicar que estamos desarrollando algún tipo de hepatitis:

  • Fiebre elevada
  • Nauseas
  • Vómito
  • Pérdida de apetito
  • Orina obscura
  • Heces fecales claras
  • Comezón, dolor o inflamación de las articulaciones

Lea también: Qué son los estilos de vida saludables

Tipos de hepatitis

Existen cinco tipos de hepatitis y cada uno tiene distintas características.

Hepatitis A

Es causada por el virus de la Hepatitis A (VHA) y es una infección aguda que raramente causa daño permanente en el hígado. Se transmite por ingerir alimentos o agua contaminados con materia fecal infectada con el virus. Es muy frecuente y contagiosa.

Los síntomas se inician de 2 a 6 semanas después de haber contraído la infección, aunque no todas las personas infectadas presentan síntomas. La mayoría de las personas se recupera después de 2 a 5 semanas.

HEPATITIS

Foto Referencial

Hepatitis B

Es causada por el virus de Hepatitis B (VHB) y puede presentarse de forma aguda o crónica. La principal fuente de contagio son los fluidos corporales como el semen o las secreciones vaginales, la sangre contaminada y en algunos casos, en el momento del parto. Debido a que es un virus muy resistente, puede llegar a ser altamente contagioso.

Los síntomas aparecen después de 1 a 4 meses de haber estado en contacto con el virus y pueden desaparecer rápidamente o prolongarse por varias semanas o meses.

Hepatitis C

Puede presentarse de forma aguda y más frecuentemente crónica. El virus de la Hepatitis C (VHC) es la causa. Se transmite por tener contacto con sangre infectada por medio de transfusiones sanguíneas, agujas e instrumentos punzocortantes. En su forma aguda, los síntomas pueden durar entre 3 y 6 meses, con una fase crítica que puede alargarse hasta 1 año y en algunos casos, curarse de manera espontánea.

Por otro lado, en la fase crónica, la enfermedad se puede alargar hasta 30 años sin presentar síntomas, por lo que muchas personas podrían estar enfermas y no saberlo.

Después, podría iniciarse una fase de fibrosis de hígado más rápida que en poco tiempo, podría convertirse en cirrosis o cáncer de hígado.

Hepatitis D

Causada por el virus Hepatitis D (VHD), el necesita del virus de la Hepatitis B para poder desarrollarse. Cuando una persona padece el VHD, se dice que es una super-infección y tiende a ser muy severa.

La mayoría de las personas se recupera de esta afección pero si no se atiende correctamente, puede terminar en una hepatitis fulminante. La principal fuente de transmisión son los fluidos corporales contaminados con el virus. Muchas veces se presenta en aquellas personas que usan drogas intravenosas.

La enfermedad puede durar desde 2 semanas hasta 6 meses.

HEPATITIS

Foto Referencial

Hepatitis E

Es causada por el virus Hepatitis E (VHE) y es la hepatitis viral más frecuente que existe en el mundo. Se sospecha que aproximadamente 20% de la población mundial está infectada.

Este padecimiento puede durar menos de 2 semanas y casi nunca se convierte en una hepatitis crónica. Se transmite por la ingesta de alimentos o agua contaminados con materia fecal infectada por el VHE. En los niños los síntomas son inexistentes y en la mayoría de los adultos, se presentan los síntomas típicos de la inflamación del hígado.

¿Cómo prevenir su contagio?

Para poder prevenirla, es necesario tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Vacunarse contra Hepatitis A y B.
  • Lavarse siempre las manos después de ir al baño.
  • Consumir solo agua hervida o purificada.
  • Desinfectar frutas y verduras antes de consumirlas.
  • Usra siempre condón.
  • No compartir objetos personales como agujas, rastrillos, cortaúñas o cepillo de dientes.
  • Evitar las drogas vía intravenosa o intranasal.

Si sospechas que pudieras estar infectado por algún virus de la enfermedad o has estado expuesto a alguno de los factores de riesgo antes mencionados, acude de inmediato a hacerte una prueba de detección.

Lea también: Ni los multivitamínicos y minerales previenen los accidentes cerebrovasculares

Con Información: sumedico.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad