Cuando un paciente está en control médico por diabetes, generalmente se encuentra con tratamiento vía oral (tabletas o comprimidos), inyectados o con una mezcla de varios tipos de tratamiento. Este control debe ser coordinado bajo estricta vigilancia médica, sin embargo a veces, surgen otros tipos de cuidados que pueden influir directamente sobre el control de la diabetes.

Todo paciente con diabetes tiene riesgo aumentado de cualquier infección, aunque su diabetes se encuentre en control adecuado, a su vez, si existe una infección los niveles de glicemia pueden aumentar o disminuir de manera drástica, por lo que:

  • Se deben evitar riesgos de exposición innecesaria a enfermedades infecciosas dentro de lo que sea posible.
  • El cuidado de la piel (que es nuestra principal barrera de defensa) debe ser diario, limpieza con agentes suaves y neutros no irritantes e hidratación diaria, especialmente en la zona de los pies.
  • Mantener higiene adecuada de cabello, pies, manos, uñas y área genital siempre ayuda a la prevención de enfermedades infecciosas simples que pueden tornarse complicadas en un paciente con diabetes, A su vez, se recomienda no compartir materiales de cuidado personal como cortaúñas, pinturas de uñas, hisopos, toallas, etc.
diabetes

Foto Referencial

Lea también: Prediabetes: ¿qué es y cuándo atacarla?

La vida en el trabajo/escuela

Si bien una persona con diabetes puede desarrollar cualquier actividad laboral, es importante notificar la situación de salud a nuestros jefes o superiores, incluso a nuestros compañeros, en caso de un suceso imprevisto, deben estar informados para así solicitar pronta atención médica.

Antioxidantes

En algunos casos el consumo de antioxidantes, como la vitamina C, tiene un rol fundamental en la prevención de complicaciones crónicas de la diabetes, no necesariamente debe ser consumido en cápsulas o tabletas, sino que puede favorecerse la ingesta de alimentos ricos en estos, como los alimentos verdes y ciertas frutas. Es siempre necesario a su vez evitar alimentos que favorezcan la oxidación, como azúcares procesados y el hábito tabáquico. Siempre debe consultar a su médico para que individualice el tratamiento con antioxidantes según su caso.

diabetes

Foto Referencial

Familia/Grupos de amigos y apoyo

Las situaciones emocionales pueden afectar el control de la diabetes, normalmente, ante una situación de estrés el cuerpo funciona liberando hormonas que favorecen la elevación de la glicemia, en un paciente con diabetes esto no tiene un mecanismo de control. La presencia de un grupo familiar o de relaciones de amistad sólidas puede proporcionar el apoyo emocional necesario. Se ha demostrado que, en pacientes con diabetes tipo 1, por ejemplo, la transición de la niñez a adolescencia y el alejamiento del grupo familiar con acercamiento al grupo de amigos que suele ocurrir con normalidad en esta época de la vida, genera un descontrol metabólico que puede prolongarse a la adultez existiendo tendencia al abandono del tratamiento, por lo que la presencia constante del apoyo familiar incluso en la adultez joven es de fundamental importancia para la adherencia al tratamiento y el control.

diabetes

Foto Refencial

Lea también: ¿Qué son las vacunas? ¿Son necesarias?

Dra. María Victoria Marcano Rojas

Especialista en Medicina Interna

Corporación ATIEMPO

Comenta y se parte de nuestra comunidad