Las complicaciones agudas de la diabetes son aquellas situaciones clínicas que surgen por el déficit bien sea parcial o total de insulina en el organismo. La insulina se encarga de facilitar la entrada de glucosa a las células para que esta sea utilizada como la principal fuente de energía. Se conocen dos cuadros clínicos bien definidos, la cetoacidosis diabética (CAD) y el estado hiperosmolar hiperglicémico (EHH).

¿Qué es Cetoacidosis Diabética?

La CAD, es un cuadro clínico caracterizado por la presencia en sangre de cuerpos cetónicos que aumentan la acidez de la misma. Al existir déficit total de insulina, la glucosa que se encuentra en la circulación no puede ingresar a las células por lo que aumenta su concentración en sangre, sin glucosa dentro de la célula, esta traduce que necesita energía (ya que no está recibiendo su principal fuente energética) por lo que, las reservas de grasa empiezan a ser utilizadas como fuente alterna de energía y este catabolismo produce cuerpos cetónicos los cuales se acumulan originando el cuadro cetoacidótico.

La CAD es común en pacientes con diabetes tipo 1 y generalmente debutan presentando esta complicación.

diabetes

Foto Referencial

Lea también: DIETA Y CÁNCER: Una dieta para prevenir el cáncer

¿Qué es Estado Hiperosmolar Hiperglicémico?

Esta condición es similar a la anterior, excepto que la producción de cuerpos cetónicos es muy escasa ya que generalmente existe cierta reserva de insulina en el paciente que permite mantener inhibido el catabolismo de las grasas, es decir el déficit es parcial. Más comúnmente se desarrolla en pacientes con diabetes tipo 2 por esta misma razón. La principal alteración es el aumento de la glicemia que origina aumento de la osmolaridad del plasma y con ello una deshidratación aún más marcada que en la CAD.

¿Cuáles son las causas de estas complicaciones?

Como ya se señaló, la principal causa es el déficit parcial o total de insulina. En ocasiones, el paciente ha omitido voluntaria o involuntariamente el tratamiento, o bien, los requerimientos de insulina han aumentado (generalmente por la presencia de alguna otra enfermedad más comúnmente, una infección).

Insulina

Foto Referencial

¿Cuáles son los signos y síntomas?

El cuadro clínico más común involucra alguna alteración del estado de consciencia (estupor, coma) o alteraciones psicomotoras, alteraciones del patrón respiratorio, nauseas, vómitos, dolor abdominal, alteraciones del volumen de orina (aumento o disminución), entre otros.

Prevención

La CAD y EHH son cuadros muy graves que comprometen la vida del paciente a corto plazo, en ocasiones, ameritan tratamiento en unidades de cuidados intensivos. Un control regular con su médico tratante es la principal herramienta preventiva, especialmente durante la aparición de enfermedades infecciosas o procedimientos quirúrgicos, durante los cuales las glucometrias diarias pueden evidenciar la necesidad de mayores dosis de insulina, por lo que la prevención radica en la detección temprana del déficit de insulina para su oportuna corrección.

Lea también: Conoce las propiedades de las hortalizas y verduras amarillas

Dra. María Victoria Marcano Rojas

Especialista en Medicina Interna

Corporación ATIEMPO

Comenta y se parte de nuestra comunidad