De acuerdo a un estudio realizado en España, en las anheladas vacaciones aumentan las demandas de divorcio. Así lo dio a conocer esta nación, que registra una tasa de índice de 400.000 rupturas anuales durante la época de verano, pero, ¿sabes cómo podría evitarse? ¿Por qué aumentan las separaciones entre agosto y septiembre?

Coloquialmente se dice que en verano “nos escapamos” del trabajo, de la responsabilidad diaria, de los familiares, o de nuestras compañías habituales, especialistas indican que el aumento de horas libres junto a la pareja, puede convertirse en el peor enemigo de la vida en común.

Según Alicia Aradilla, socióloga experta en neurolingüística, asegura que “en verano existe más contacto continuo con nuestra pareja y se ponen a prueba las habilidades de comunicación, la capacidad para resolver problemas y cuando existen conflictos guardados éstos salen a la luz”. Por lo que es clave tener una comunicación adecuada, ser empático y tener respeto. La especialista explica que la asertividad es muy necesaria, para que exista un beneficio mutuo en la relación. “debe haber equidad en la pareja (al menos equidad comunicativa)”,  aconseja la experta. Es por esto que las vacaciones dan lugar a ese espacio de comunicación, reflexión y acción.

Alicia Aradilla ofrece una serie de consejos para que las vacaciones no sólo ayuden a reforzar la relación de pareja y sean un momento de disfrute, sino que además, a través de la palabra, podamos evitar el aumento estadístico de rupturas, así que. ¡Toma nota!

divorcio

Foto Referencial

Lea también: No más vampiros emocionales. ¡Dile adiós a las personas tóxicas!

Comunícate

La comunicación en la pareja es clave no solo para preservarla, también en el caso de que la relación llegue a su fin, poder plantear una separación y divorcio consciente. Cuando no se da esta calidad comunicativa el “tenemos que hablar” suele comenzar por un “no te soporto más” o en términos más generales “No lo soporto más”. Para mantener esta calidad comunicativa hay algunas recomendaciones:

Tips para evitar divorcios en vacaciones

  • Introducir en la vida cotidiana espacios comunes para la reflexión personal, en primer lugar, para reflexionar la pareja juntos, en segundo lugar, sin esperar a las vacaciones estivales.
  • Crear pequeños rituales que den lugar a expresar incomodidades surgidas del comportamiento de la pareja, para evitar que el cúmulo de estas pequeños incomodidades se agrupen en sensación de frustración, que nos hace creer que las posibles soluciones, son más lejanas o imposibles.
  • Poner en práctica la comprensión, ante todo cuando no entendemos el comportamiento puntual de nuestra pareja. Es un momento complejo para hacerlo, pero es clave.
  • Procurar que el tiempo que transcurre entre lo que nos ha incomodado y la conversación sanadora sea lo más corto posible.

DivorciosFoto Referencial

Recuerda que durante las vacaciones tenemos más oportunidades para cuidar a la pareja, sorprenderla con detalles, mimos, palabras de cariño y, sobre todo, para pasar más tiempo de calidad en común. Tomarse unos días de descanso debe ser visto como un nuevo comienzo y no arrastrar los problemas de la rutina diaria, en este sentido ponga el foco de atención hacia lo positivo y centrarse en redescubrir los momentos placenteros en la relación y en aquellas cosas que nos agradan de la pareja, pues “el divorcio es un hecho vital traumático, pero vivirlo de manera muy traumática se puede evitar”, concluye la socióloga.

Lea también: La agamia: una fórmula para vivir relaciones libres y desafiantes

Con información de ABC 

Comenta y se parte de nuestra comunidad