Uno de los problemas que más preocupa al obstetra es cuando se presenta es la hipertensión durante el embarazo, debido a las consecuencias que pueden presentarse, a los riesgos involucrados, y la logística necesaria para atender en forma adecuada a estas pacientes, como la disponibilidad de una unidad de terapia intensiva materna y neonatal. En Venezuela y los países subdesarrollados sigue ocupando una de las primeras causas de mortalidad materna y neonatal.

La hipertensión en el embarazo se clasifica básicamente así:

  • La hipertensión crónica: aquella que está presente desde antes de las 20 semanas de gestación o antes del embarazo.
  • La hipertensión gestacional: hipertensión sin pérdida de proteínas en la orina (proteinuria), que aparece después de las 20 semanas de gestación en mujeres que se sabe no tenían hipertensión antes del embarazo y se resuelve en las 6 semanas después del parto.
  • La preeclampsia es la hipertensión de reciente comienzo con proteinuria  después de las 20 semanas de gestación y hasta 6 semanas después del parto. Ocurre entre 3 a 8 % de todos los embarazos. Se distinguen dos formas de preeclampsia: leve y moderada, según la presencia de síntomas como  visión borrosa, escotomas, alteraciones del estado mental, cefaleas, dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen, náuseas y vómitos, alteraciones de las pruebas hepáticas, elevaciones de la tensión arterial sistólica por encima de 160 mm Hg o diastólica mayor 110 mm Hg, disminución de las plaquetas, e insuficiencia renal.
hipertensión en el embarazo

Foto Referencial

Lea también: Responde todas tus dudas sobre las pastillas anticonceptivas

¿Quiénes tienen riesgo de desarrollar esta enfermedad?

Aunque la causa exacta no se conoce, los factores de riesgo asociados son: Nuliparidad (no haber tenido hijos), Hipertensión crónica, trastornos renales, diabetes preexistente o gestacional, edad materna avanzada (> 35) o muy joven (menor de 17), antecedentes familiares de preeclampsia, Preeclampsia previa, Embarazo multiple, Obesidad, Trastornos trombóticos como el síndrome de los anticuerpos antifosfolipidos, Lupus, anemia drepanocitica, y síndrome de ovario poliquistico.

¿Qué consecuencias puede tener?

Aunque la mayoría de las mujeres con preeclampsia darán a luz a bebés sanos, un porcentaje de estas mujeres enfrentarán complicaciones, de las cuales, algunas pondrán en riesgo tanto la vida de la madre como la del bebé. Además, aun cuando se presenta en forma leve, la preeclampsia se puede convertir en una condición severa muy rápidamente.

Entre estas complicaciones tenemos:

  • En la madre pueden presentarse desprendimiento prematuro de placenta, Sindrome HELLP (hemolisis, disminución de las plaquetas, y pruebas hepáticas elevadas), eclampsia (convulsiones), insuficiencia renal, accidente cerebrovascular.
  • El feto tiene riesgo de parto prematuro, restricción de crecimiento intrauterino y muerte intrauterina. A nivel mundial la preeclampsia es responsable de hasta el 20% de los 13 millones de partos prematuros cada año.
hipertensión en el embarazo

Foto Referencial

¿Cuáles son los síntomas?

Inicialmente puede ser asintomática. Entre los síntomas tenemos: cefalea o dolor de cabeza, hinchazón de los pies, manos y cara, alteraciones visuales, confusión, dolor en la boca del estómago o en el cuadrante superior derecho del abdomen, náuseas, vómitos y disnea.

¿Hay alguna forma de prevenirla?

Actualmente, no hay manera segura de prevenir la preeclampsia. Algunas medidas pueden mejorar el riesgo de hipertensión en general son: usar poca sal en sus comidas, beber de 6 á 8 vasos de agua al día, evitar alimentos fritos o comida chatarra, descansar, practicar ejercicio habitualmente, evitar alcohol, cigarrillo y cafeína. Estudios médicos indican que el uso de aspirina al principio del embarazo puede disminuir la severidad de la preeclampsia y sus complicaciones en pacientes que han sido previamente evaluadas para considerar su riesgo, sin embargo esto no garantiza que no desarrollara la enfermedad.

hipertensión en el embarazo

Foto Referencial

¿Cómo se trata la preeclampsia?

La cura de esta enfermedad consiste en el nacimiento del bebe y la expulsión de la placenta, ya que no hay forma de revertirla. Dependerá de la edad gestacional y las condiciones maternas la decisión del momento para el parto o la cesárea.

En nuestro país tenemos un grupo de médicos trabajando en la iniciativa ALSO Latinoamérica, grupo que nace en USA por el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología y la Asociación de médicos de familia, quienes se encargan de dar talleres programados a los médicos de la red hospitalaria para poder enfrentar emergencias obstétricas mediante la simulación, y así disminuir las cifras de morbimortalidad, al enfrentar de manera adecuada las complicaciones  que se presentan en el embarazo, siendo uno de las causas más importantes la preeclampsia.

Lea también: ¿A qué se deben los quistes mamarios?

Por. Dra. Peggi Piñango

Comenta y se parte de nuestra comunidad