persona es interrumpida mientras está durmiendo. Las personas que no se han tratado el Apnea del Sueño dejan de respirar repetidamente mientras están durmiendo, algunas veces hasta 100 veces durante la noche.

La apnea del sueño ocurre en cerca del 25 por ciento de los hombres y casi en el 10 por ciento de las mujeres, puede afectar a personas de todas las edades, incluyendo a bebes y niños pero, particularmente a las personas mayores de cuarenta años y aquellos que tienen sobrepeso.

Constituye la tercera enfermedad respiratoria más frecuente después del asma bronquial y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), es la alteración más frecuente que ocurre durante el sueño y también la principal causa de hipoxia crónica en seres humanos, debido a la hipoxia intermitente

La evidencia ha mostrado está asociado a trastornos cognitivos y a deterioro de la calidad de vida, y en niños afecta el aprendizaje y la conducta. El 35% de estos pacientes presenta hipertensión arterial sistémica, tiene 2 veces más hipertensión pulmonar, 4 veces más enfermedad vascular cerebral que la población general y la tasa de accidentes aumenta en 7 veces.

Ciertos rasgos físicos y características clínicas son comunes en pacientes con apnea del sueño obstructiva, como son:

  • Excesivo peso
  • Cuello corto
  • Anormalidades estructurales como la reducción del diámetro de la parte superior de las vías aéreas superiores. Cuando existe obstrucción nasal, un paladar blando más bajo y colgado, amígdalas alargadas o una pequeña quijada (retronaría) con una sobre mordida.
Apnea del sueño

Foto Referencial

Lea también: La hemofilia. Un trastorno hemorrágico hereditario

Tipos de Apnea del Sueño

Existen dos tipos de Apnea del Sueño: la obstructiva y la central, la apnea obstructiva del sueño es la más común de las dos, esta ocurren ocurre como episodios de bloqueo completo o parcial de la entrada superior de aire durante el sueño. Durante un episodio de apnea el diafragma y los músculos del pecho trabajan más duro mientras la presión para abrir las vías de aire se incrementa. La respiración usualmente se vuelve un ruido muy fuerte o se siente como un tirón de cuerpo. Estos episodios pueden interferir con un sueño profundo, reducir el fluido de oxígeno a los órganos vitales y causar irregularidades en el ritmo cardíaco.

En la apnea del sueño central, las vías de aire no son bloqueadas sino que el cerebro falla en enviar señales a los músculos de la respiración debido a la inestabilidad en el control central de la respiración.

Apnea del sueño

Foto Referencial

Consecuencias de  la apnea del Sueño

Las apneas e hipoapneas recurrentes conducen a desaturaciones repetidas de la oxihemoglobina (hemoglobina unida la oxigeno), determinando hipoxia intermitente, microdespertares con fragmentación del sueño y oscilaciones significativas de la presión intratorácica por aumento del esfuerzo inspiratorio en cada evento apneico. Esto determina incrementos súbitos del tono simpático, de la frecuencia cardiaca y la presión arterial, responsables de la activación simpática y la disfunción endotelial, que condiciona  los efectos a  nivel neurocognitivo, cardiovascular, y metabólica, así se explica la asociación entre apnea del sueño e hipertensión arterial, enfermedad cardiovascular y  trastornosmetabólico como obesidad e incluso Diabetes mellitus

Los elementos fisiopatológicos fundamentales del síndrome de apnea del sueño son la hipoxia y la hipercapnia, que conducen al desarrollo de hipertensión arterial, hipertensión pulmonar con corpulmonale crónico, arritmias cardíacas y posibilidad de muerte súbita durante el sueño.

Síntomas 

  • Ronquidos
  • Somnolencia durante el día o fatiga
  • Falta de descanso durante el sueño
  • Despertarse de pronto con una sensación de jadeo o asfixia
  • Boca seca o dolor de garganta al despertarse
  • Debilitamiento intelectual, como por ejemplo tener problemas de concentración, olvido o irritabilidad
  • Sudores por la noche
  • Disfunción Sexual
  • Dolores de cabeza
Apnea del sueño

Foto Referencial

Lea también: Meningitis en adultos, ¿cómo identificarla?

Dra. Isabel Antonieta Meza Zerpa

Medico Interna / PhD  en Ciencias Biomédicas

Corporación ATIEMPO

Comenta y se parte de nuestra comunidad