¿Durante algún momento de tu vida, te han sangrado las encías mientras te cepillas? Esto es más común de lo que pensamos, y si no te ha pasado, en cualquier momento te podría ocurrir, lo importante es hacer lo indicado cuando esto te pase.

El sangrado de las encías espontáneo o provocado durante el cepillado puede ser multifactorial.

Ante todo es importante destacar que una boca sana con encías y dientes sanos, no sangran; por lo tanto, si notas que, al morder algo, sangras, o ves sangre después del cepillado, tómalo como una advertencia de que algo no está bien.

El sangrado de las encías se puede deber a causas más ingenuas como trauma al cepillado. Es decir, una incorrecta técnica de cepillado, con fuerza excesiva, con un cepillo de cerdas duras, con movimientos indebidos, puede lastimar y hacer sangrar la mucosa bucal.

encías

Foto Referencial

Lea también: La bulimia en la salud oral

Pero también se puede deber a inflamación de las encías por:

  • Tabaquismo
  • Enfermedad periodontal
  • Diabetes y problemas de cicatrización
  • Ausencias dentales que facilitan el empaquetamiento de alimentos
  • Ingesta de ciertos medicamentos
  • Infecciones bucales
  • Embarazo
  • Restauraciones dentales defectuosas
  • Trauma por algunos alimentos como espinas, pan muy tostado, etc.

Las causas anteriormente nombradas son las más comunes en la población cuando refieren a sangrado de las encías.

Entonces, ya sabemos que el sangrado al cepillarnos no es normal, pero ¿cómo hacer? ¿Qué hacer si me pasa esto?

En primera instancia, visitar al odontólogo e identificar la causa. Paralelamente reforzar hábitos de higiene, chequear técnica de cepillado, cambiar de cepillo dental, eliminar irritantes locales (ácidos, picante, cigarrillo, alimentos muy calientes).

encías

Foto Referencial

Es muy importante informar a la población, que ante cualquier dolor, anomalía o cualquier cambio en la salud bucal, debemos evitar todo tipo de remedios caseros, evitar automedicarnos y acudir lo más pronto posible al profesional de la salud indicado, en este caso el Odontólogo.

Recordemos que hay muchas enfermedades del cuerpo humano que tienen manifestaciones clínicas en boca, tales como el VIH SIDA, Diabetes, deficiencias vitaminicas, enfermedades gástricas, entre otras.

La prevención es el mejor tratamiento, con una buena alimentación, correctos hábitos de higiene y con visitas periódicas al odontólogo, no tendríamos de que preocuparnos.

Recuerda que salud no es ausencia de enfermedad. Salud es un completo estado de equilibrio y bienestar entre lo físico, psicológico y social tomando en cuenta la estética.

Lea también: Novedades tecnológicas para mejorar la estética bucal

Carlos Rauseo

Comenta y se parte de nuestra comunidad