Los beneficios del yoga pueden llevarse a nuestra vida cotidiana. Podemos extraerlos del mat y sumergir todos nuestros días y horas en sus enseñanzas. Si eres un practicante de yoga consciente y observador, sabes que a través de esta práctica aprendes a trabajar en armonía, y a superar todos los retos a los que te enfrentas, y así sacar el estrés de tu vida.

Para llevar el yoga a tu vida diaria, debes concentrarse en desarrollar la paz a través de la observación de qué es lo que te enoja o lo que te lleva a hacer daños a otras personas o a ti mismo.

Cuando sientas ira, puedes utilizar la energía que el yoga genera en ti de forma constructiva y positiva para completar alguna tarea rutinaria o que te cause tensión. Por ejemplo, para trabajar hacia tus metas y enfocarte tienes que ser honesto contigo mismo, para ello puedes hacer el siguiente ejercicio: anota cada vez que de forma accidental o habitual digas una mentira u ocultes tus verdaderos sentimientos, busca reducir esa lista día tras día.

Yoga

Foto Referencial

Lea también: Dónde crees que comienza la verdadera belleza

Cuando actuamos de esa manera, nos ayudamos a ser más conscientes de nuestras afirmaciones,  aquello que nos decimos diariamente. Recuerda que la mente inconsciente registra todo lo que dices, cree que todo lo que dices es verdad y actúa conforme a ello. Las posturas de yoga son fantásticas no solo para fortalecer tu cuerpo, sino también para fortalecer tu mente. Llevar la energía espiritual  de yoga a la vida diaria es una vía para llevar también la honradez.

Toma un momento para responder preguntas como: ¿qué cosas he tomado sin ganármelas? ¿Cuándo he hecho a otras personas quedar en deuda conmigo? También puedes revisar tus hábitos, los que quieres cambiar. El yoga y sus enseñanzas son una excelente herramienta para lidiar con ellos, ser consciente y liberarlos. Incluso, puede ser la forma que estás buscando para bajar de peso. A través del yoga puedes controlar el apetito y recuperar toda la energía vital, para dejar de fumar o simplemente dormir mejor.

Usa tu mente de forma consciente y libre, expándela y busca siempre dominarla. Si quieres usar el yoga para concentrarte en la limpieza de tu vida cotidiana puedes usar tu imaginación, por ejemplo, imagina que cuando te duchas limpias todo tu sistema, que la comida se llena de energía pura, que tus inspiraciones son puras y tus espiraciones se llevan consigo toxinas y tensión.  Así como cuando en la clase de yoga, inhalas amor y exhalas gratitud, cuando hagas las tareas domésticas, imagina que una luz blanca brilla ahí donde estás limpiado. Esta es una manera de encontrar la satisfacción en estas tareas y frenar el hábito de la preocupación y el estrés innecesario.

Lea también: Descubre si eres un jefe terrible

Inspirulina-

Comenta y se parte de nuestra comunidad