El sexo oral es muy frecuente durante los encuentros íntimos, y dentro de esta práctica existe el teabagging, por ello, en esta nota te explicamos a detalle lo que debes tener en cuenta para realizarlo.

El teabagging, que se traduce como “¿remojar el té?”, hace alusión a la costumbre de introducir los saquitos de té cuidadosamente, con leves movimientos de ascenso y descenso, en una exquisita taza de porcelana. Esa suavidad que se requiere para disfrutar de esta infusión, se asemeja a la que produce esta práctica de sexo oral.

Se trata de que la mujer, durante el sexo oral, meta a su boca los testículos del hombre y realice una especie de masajes. Para esta práctica sexual, se debe considerar que el escroto es una parte muy sensible, así que toma nota de las siguientes recomendaciones.

Teabagging

Foto referencial

Lea también: Bisexualidad: Más mujeres que hombres

Cómo iniciar el juego del teabagging

Si bien el sexo oral es la practica favorita de muchos hombres, algunos lo odian, porque el teabagging, puede generar cosquillas y prefieren no hacerlo, pero un gran número de chicos lo disfruta y alcanzan el orgasmo más rápido.

1.- La mejor forma de hacerlo es con un poco de succión y usar la lengua para acariciar el área. Además, se debe tener cuidado con los dientes, morder no será nada satisfactorio y todo podría terminar mal.

2.- Recuerda que esta es una zona en la que hay vello, es por esto que se recomienda a los hombres hacer un recorte, en caso a la mujer le sea incómodo.

3.-. La mejor posición para el teabagging es que la mujer se acueste en la cama, mientras que el hombre acerca su pene. En esta pose, la mujer tendrá las manos libre para estimular otras zonas.

teabagging

Foto Referencial

4. Lo más importante este tipo de sexo oral es solo si la pareja está de acuerdo. Ambos deben estar dispuesto y nada debe ser a la fuerza. Si a uno no le agrada el ‘teabagging’ pueden probar otras cosas.

5.- Cuidado con los dientes. Si muerdes, hazlo con muchísima delicadeza. Y recuerda que el escroto, la bolsa que cubre los testículos, tiene pelos y esto puede no ser muy agradable.

6. Puedes utilizar las manos para estimular la zona genital e incluso lubricantes de sabores para intercambiar caricias con estimulación oral (eso sí, no uses lubricantes de efecto frío/calor/cosquilleo si vas a intercalar boca-mano. Para provocar diferentes sensaciones combina los movimientos circulares de la lengua, con los mordisquitos y roce de los dientes y la fluidez de la saliva. En definitiva, juega y diviértete. Seguro que, además, sorprendes a tu pareja.

Si tu afán es innovar en la cama, entonces invita a tu pareja a tomar un té en tu habitación y aunque no guste de esta bebida, dile que tu deseo no es precisamente ese, sino el de hacerlo vibrar con un buen sexo oral acompañado de besos y caricias.

Lea también: Cómo hablar de sexualidad con los hijos

Con información de: mujerhoy.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad