La llegada del primer bebé es una gran felicidad para la pareja primeriza, pero también trae consigo una serie de miedos, que la madre vive especialmente. Cuando una mujer se convierte en madre, empieza una etapa llena de cambios y trabajo, mucho trabajo. En ocasiones, la responsabilidad puede llegar a abrumar y a hacerle sentir que no puede con todo.

Todas estas circunstancias se unen con el bajón hormonal del postparto, una situación normal en la mujer, que produce cambios en la percepción de sus emociones, ya que es una situación ante la que nunca se había enfrentado.

Madres primerizas

Foto Referencial

Miedos de la madre primeriza 

La falta de experiencia se resuelve con el tiempo y en breve, la madre primeriza verá que los miedos se disipan y cada día disfruta más y más de su niño. Pero, ¿cuáles son esos miedos de madre primeriza?

El principal miedo de las madres primerizas es que el bebé sufra algún problema de salud o la inquietud de no saber identificar las necesidades del bebé (dolor, sueño y hambre).Hasta 83% de las madres considera que el principal miedo ante la primera maternidad es que el bebé sufra algún problema de salud.

La lactancia y la alimentación suponen otra preocupación entre las madres primerizas; según diferentes sondeos de opinión 37,4% de las encuestadas temen el momento del inicio de la lactancia, el 27% se sienten preocupadas con el peso del bebé y un 25% teme que su bebé sufra cólicos del lactante.

Otra dificultad para las madres primerizas es el momento del baño (10%): no saber coger al bebé, limpiar adecuadamente el ombligo y posibles descuidos en la bañera, copan el top de los temores en este sentido.

Madres primerizas

Foto Referencial

Consejos para madres primerizas 

Casi todos los miedos de las madres primerizas se pueden resumir en falta de confianza y de información, algo comprensible frente a una situación nueva y a veces desbordante como la maternidad. Por ello, los 5 consejos se centran en lo siguiente:

  1. Acudir a todas las citas con la matrona y el pediatra que ayudarán a los padres a controlar que todo está en orden con respecto a su salud de su hijo y a hacer todas las preguntas para las que necesiten respuesta.
  2. Cuanta más información fiable tengan los padres mejor criterio de decisión tendrán.De esta forma, libros especializados en crianza y salud del bebé así como apps, webs, foros específicos son muy interesantes.
  3.  Recurrir a la ayuda: abuelos, tíos, amigos e incluso vecinos. Pedir ayuda en los primeros meses es importante, no sólo en cuestiones logísticas, sino también emocional e informativa, ya que la experiencia en la crianza es muy valiosa.
  4. Aplicar el sentido común y saber relativizar es importante para unos padres que pueden estar algo desbordados los primeros días de vida del bebé.
  5. Recordar que ser madre es una experiencia maravillosa, aunque al principio sea desconcertante e incluso duro.Mantener un pensamiento positivo y una actitud optimista ayuda a saber que los primeros días pasarán y que vivir la maternidad es la mejor experiencia que una persona puede disfrutar.

Lea también: Importancia de la Lactancia Materna para el bebé

Con Información de: www.hacerfamilia.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad