Aunque no lo creas, los colores son tan importantes en nuestras vidas como respirar, alimentarse o ver, ya que ellos tienen poderes ocultos y que muchas veces desconocemos. Puede que algunos colores nos fascinen más y otros nos causen repulsión, pero casi nunca pasan desapercibidos, además que por lo general ellos marcan nuestro estilo.

Pero ¿qué tienen los colores, qué vemos ellos? A través de la evolución, los colores nos han ayudado para distinguir un sinfín de cosas, como por ejemplo: depredadores, frutas y hasta nos permitió detectar señales de peligro y así sobrevivir mejor.

Los colores

Foto Referencial

Lea también: Descubre el poder psicológico de los colores

Los efectos de los colores han sido estudiados

Los colores sin duda alguna marcan una pauta importante en todos los aspectos de nuestras vidas, y es por eso que en psicología, publicidad, decoración, arte, marketing y otras áreas de desarrollo humano ha sido estudiada, y se ha comprobado que la luz que emiten los colores la podemos usar como herramienta para captar la atención, así como también pueden influir en el humor y las emociones.

El color es una experiencia psicológica que dirige y orienta a la mente en una dirección particular, por lo que puede utilizarse de manera terapéutica.

Los colores brillantes excitan la motivación o la ira mientras que los suaves tranquilizan. Los cálidos rojos activan y los fríos azules relajan. De acuerdo a la armonía de colores que uses al vestir, darás una buena o mala impresión en los demás.

Por otro lado, el cuerpo produce colores e incluso los médicos pueden medir la salud de acuerdo al color del semblante de la persona. En los procesos de enfermedad aparecen decoloraciones en la piel como ictericia, palidez, erupciones cutáneas con enrojecimiento o manchas blancas o marrones.

Los colores

Foto Referencial

También sucede a nivel emocional: “rojo de ira”, “verde de envidia”, vivir una vida “color de rosa”, ver “todo negro” o quedar “blanco del susto”… En las terapias que utilizan los colores se contrapone a estos “tonos” emocionales inarmónicos a los colores armónicos apropiados que hacen retornar a la salud y al bienestar. Los colores erróneos perturban la actividad mental y los adecuados la restauran.

¿Todos vemos los colores de igual manera?

No todos vemos los colores de la misma manera ya que eso dependerá de varios factores: la luz, la cualidad o material de lo que estés mirando y de tu “equipo visual”, tu cámara para la vida conformada no sólo por los ojos sino por procesos cerebrales e incluso vivencias que hayas tenido con determinado color. El equipo es tan especializado, tan perfecto, que si alguno de sus procesos falla puede haber colores que no podamos ver.

Cuando pienses que el color es cosa de niños, trata de imaginar un mundo en blanco, negro y grises. Si sostenes esa imagen bastante tiempo quizás comiences a sentir algo de nostalgia e incluso tristeza.

Si quieres activarte para comenzar una tarea trata de imaginar colores brillantes, principalmente cálidos, tales como rojos, amarillos, naranjas. Puedes incluso colocar cerca de tu mesa de trabajo objetos de esos colores.

Los colores

Foto Referencial

Y la próxima vez que el estrés te juegue una mala pasada intenta cerrar por dos minutos los ojos imaginándote en medio de un parque con césped verde claro bajo un cielo celeste y solamente intenta respirar profundo. Con dos o tres respiraciones será suficiente para bajar tu nivel de ansiedad ya que los colores claros y fríos (azules, verdes, violetas) ayudan a calmar y equilibrar.

Lea también: Libera emociones con la escritura terapéutica

Con información de: tn.com.ar

Comenta y se parte de nuestra comunidad