“Aquí y Ahora, en Plena Presencia, distínguete por ser-tu-“.E.M.M

Con cuál de ellas, estas en resonancia: ¿La era de la información, La era de la distracción, La era del conocimiento, La era del control o la Era de Ser? Transformar la información en conocimiento es un asunto complejo cuando lo único que se tiene es información cruda sin analizar. A menos que ya tengamos herramientas informáticas adecuadas a nuestra disposición, es una tarea que generalmente demanda mucho tiempo pero que tal vez llega a valer la pena, si dicha información puede darnos respuestas concretas a interrogantes específicos que tengamos. Es claro que estamos viviendo actualmente en la era de la información. Muy especialmente, desde mediados de los años 1990s hasta el presente, una gran cantidad de personas tienen acceso a múltiples fuentes de información que los bombardean día y noche con toda clase de datos, estímulos y opiniones.

El cúmulo de medios, la radio, la televisión y toda la conjunción de los mismos en Internet, ha creado un flujo incesante de información durante las 24 horas del día y los 365 días del año a disposición de los humanos que viven en áreas urbanas. Y, a menos que sean zonas muy aisladas, las áreas rurales se están equiparando cada vez más. Esto ha creado tres grandes retos para las personas afectadas (que son la gran mayoría):

  • El reto de desarrollarse física, mental y emocionalmente con plenitud en un mar de distracciones que a cada rato nos intenta desviar de nuestros objetivos.
  • El reto de transformar constantemente en conocimiento útil parte de toda esa información que nos llega a diario, mucha de la cual es frívola, inútil o distorsionada al presentar simples opiniones como hechos.
  • El reto de evitar ser controlado por intereses particulares de terceros que manipulan la información para su beneficio.

Aunque hoy en día se hable a menudo de la “era del conocimiento”, la realidad es que nuestra sociedad no está usando todo el potencial del increíblemente fácil acceso que tenemos hoy día a la información. Si así como se tiene tanta información, cada persona expandiera más y más la mente cada día al absorber conocimiento verídico, podríamos convertirnos en una civilización realmente avanzada. El problema justamente está en lo complicado que resulta para la mayoría extraer real conocimiento en medio de tanta información manipulada o irrelevante. Y es complicado porque el procesamiento de toda esa información inútil termina por acaparar uno de nuestros activos más preciados y limitados en esta vida: Tiempo.

Es cierto que en últimas depende de cada cual, decidir a qué información prestarle atención y cual desechar. Y también cada cual, si se lo propone, podría transformar la información útil en conocimiento. Lamentablemente, nos hemos dedicado en muy buena parte a simplemente ensanchar la comercialización de dicha información con fines egoístas que benefician principalmente a ciertas élites. Eso es lamentable y está pasando factura – estrés y depresión a doquier-. La era de la información parece más bien la era de la distracción y el entretenimiento, y pareciera que, cada vez más, está dando paso a una nueva era de fuerte manipulación económica y política que finalmente podrá desembocar en un estricto control social con todo lo que eso implica (control cultural, ético y hasta moral).

el aquí y el ahora

Foto Referencial

Lea también: ¡Deja atrás el pasado! Elsy Mata Marcano nos habla sobre el Mindfulness

¿Por qué razón está pasando esto?

¿Acaso los humanos estamos condenados a la desigualdad? ¿A la sumisión de la mayoría ante unas élites o voces de poder? ¿Es Posible que construyamos un mundo virtuoso donde cada cual tenga la oportunidad de desarrollar su máximo potencial como persona, sin que la mayoría se distraiga por las urgencias, o tendencias de entretenimiento y podamos poner Atención en que afrontemos lo esencial?

Yo creo que, Si ,es posible, si activamos nuestra Atención Plena. Tal vez, otros piensan que no, y es cuestión de su naturaleza. No sólo de la humana, sino de la naturaleza en general. Pareciera que siempre deban existir en la sociedad tanto los depredadores como los depredados. Es un pesar que en esta era, en la cual deberíamos estar rebosantes de virtuosismo y de colaboración humana para un desarrollo mucho más rápido, sigamos atascados con una polarización por el poder, con tensiones nucleares entre países, con una vergonzosa desigualdad social en la mayor parte del mundo, con hambre cuando existen desde hace mucho tiempo los recursos para erradicarla, con enfermedades que no tendrían por qué existir en este momento… mientras tanto, las masas se siguen atosigando a diario de sus dosis de distracciones.

Algunos dirán que es cuestión de Tiempo. La tecnología seguirá avanzando fuertemente pero, lastimosamente, su objetivo primordial será el control social y no el bienestar de la Humanidad. A menos que hagamos que esto Cambie.

¿Quieres trascender la Distracción? ¿Quieres una Herramienta para conectarte con el Bienestar? ¿Quieres practicar una Psicoterapia de 3ra Generación? Si tu respuesta es –Si-, Mindfulness es para ti, Mindfulness es Atención Plena. Mindfulness es una disciplina para el crecimiento y desarrollo humano con una sólida base científica. Mindfulness presenta Tres niveles básicos de aplicación: -Es una terapia -herramienta de bienestar -es un conjunto de prácticas formales e informales para activar la conciencia humana. Poder estar en Presente, es el mejor regalo que nos podemos hacer en la vida, y así poder afirmar: -Este es mi Mejor Momento-.

A continuación le comparto un link de un Video, el violinista es Joshua Bell , este video te mostrara como alegoría ,lo que está pasando a diario en una sociedad distraída, y la decisión de activar estrategias y habilidades , si queremos hacer la diferencia. Este es el camino en direccion a la Atención Plena. Luego de Ver y darte unos segundos para reflexionar del Video, regresa aquí, para brindarte unos aportes finales.

Video del violinista Joshua Bell

En el video, tres minutos pasaron, y un hombre de mediana edad se dio cuenta que había un músico tocando. Disminuyó el paso y se detuvo por unos segundos, y luego se apresuró a cumplir con su horario. Un minuto más tarde, el violinista recibió su primer dólar de propina: una mujer arrojó el dinero en la caja y sin parar, siguió caminando. Unos minutos más tarde, alguien se apoyó contra la pared a escucharlo, pero el hombre miró su reloj y comenzó a caminar de nuevo. Es evidente que se le hizo tarde para el trabajo.

El que puso mayor atención fue un niño de 3 años. Su madre le apresuró, pero el chico se detuvo a mirar al violinista. Por último, la madre le empuja duro, y el niño siguió caminando, volviendo la cabeza todo el tiempo. Esta acción fue repetida por varios otros niños. Todos sus padres, sin excepción, los forzaron a seguir adelante. En los 45 minutos que el músico tocó, sólo 6 personas se detuvieron y permanecieron por un tiempo. Cuando terminó de tocar y el silencio se hizo cargo, nadie se dio cuenta. Nadie aplaudió, ni hubo ningún reconocimiento. Nadie lo sabía, pero el violinista era Joshua Bell, uno de los músicos más talentosos del mundo. Él había interpretado sólo una de las piezas más complejas jamás escritas, en un violín por valor de 3.5 millones de dólares. Dos días antes de su forma de tocar en el metro, Joshua Bell agotó en un teatro en Boston, donde los asientos tuvieron un promedio de $ 100.

Esta es una historia real. Joshua Bell tocando incógnito en la estación de metro fue organizada por el diario The Washington Post como parte de un experimento social sobre la percepción, el gusto y las prioridades de la gente. Las líneas generales fueron los siguientes: en un entorno común a una hora inapropiada: ¿Percibimos la belleza? ¿Nos detenemos a apreciarla? ¿Reconocemos el talento en un contexto inesperado? Una de conclusiones de esta experiencia, es que Si no tenemos un momento para detenernos y escuchar a uno de los mejores músicos del mundo tocando la mejor música jamás escrita, ¿Cuántas Otras Cosas Nos Estamos Perdiendo? “La atención es el nuevo petróleo” y “está siendo devorada cada vez más rápido” en el mercado mediático de los gurús del marketing y la comunicación que ponen sus mejores esfuerzos al servicio de “capturar y manejar la atención de las personas”. Esto es importante que lo sepas y tomes tus decisiones conscientemente.

Lea también: Neutraliza el juicio con Mindfulness

Aunque seamos conscientes de que nuestros medios y nuestros post, fomentan el consumo de información breve y segmentada, como en snacks pre digeridos, extractos eminentemente visuales o llamativos, –poco reflexionamos sobre esto. Hazlo ahora: ¿Cuándo navegas por internet cuánto tiempo pasas en la misma página? ¿Si te quedas en un mismo sitio por mucho tiempo sientes la urgencia del zapping? ¿Si te encuentras con un artículo cuya extensión va más allá de un par de párrafos y parece tener cierta densidad informativa, te posee una especie de incomodidad intelectual y rápidamente te refugias en Facebook? ¿Cuando no tienes “nada” que hacer tomas automáticamente, en un vacío de Pavlov, tu smartphone y te pones a ver fotos en Instagram? ¿Cada cuánto refrescas tu proveedor de mail para ver si ya llegó otro correo? ¿En ocasiones crees escuchar el ringtone de tu teléfono sonando, pero cuando lo desbloqueas te das cuenta que fue tu imaginación?¿Sientes una necesidad física de tener cerca tu celular como si fuera un miembro fantasma?

el aquí y el ahora

Foto Referencial

Esta es la sintomatología de una atención dividida en la era de la hiperestimulación informativa. Estas líneas van enfocadas a que puedan centrarse en un justo intermedio y de reflexionar de este proceso, donde mediante la era digital, las voces de las polarizaciones políticas, farándula, medios, religión y redes sociales buscan distraernos de lo esencial: –Estar conectados con nosotros , en Plena Presencia-.

Cuando cambiamos rápidamente nuestra atención, nos perdemos de cosas que nos pueden dar un entendimiento más profundo del mundo. Atenta, Atenta y Despierta:- Aquí y Ahora-, es el mantra que escuchaba cuando buscaba ser iniciada en los misterios y dar a luz una nueva conciencia. No está, de más pedirles su atención -Aquí y Ahora-, en la era de la sobreinformación y de la distracción, tenerla es una especie de oro de la mente que nos puede conducir a activar un estado de mayor conciencia. Cultivarla es una decisión que se verá reflejada en grandes dosis de Virtuosidad.

¿Cómo hacerlo? Crea rituales/hábitos por la mañana. Al final del día, pregúntate: ¿Qué hice hoy? ¿En qué me voy a concentrar mañana? ¿Qué puede mejorarse? Aléjate del ordenador, móvil o tableta. Respira conscientemente, Usa sólo lápiz y papel: Escribe. Haz una desintoxicación tecnológica digital cada vez que sea necesario. La felicidad, la alegría y el amor están a nuestro alcance, -aquí y ahora-, sean cuales sean las circunstancias. Ese es el mensaje, poderoso y urgente que quiero transmitirte.

Cualquier situación de la vida, por complicada que parezca, alberga una puerta a un templo interior de infinita alegría: el instante presente. No hay momento mejor que ahora para transformarnos y llevar a este mundo, nuestro corazón renovado. Todos poseemos la capacidad de contemplar la vida desde la amplia consciencia, el amor y la confianza en el universo. Todos podemos liberar la mente de la prisión del tiempo y el sufrimiento. Pero los obstáculos y el dolor que acarrea la vida con frecuencia nos cierran las puertas que llevan a la eternidad del momento. Son estos tiempos difíciles, precisamente, los que ofrecen la ocasión ideal para abrir el corazón al poder del Mindfulness y la compasión. Tú puedes sustituir el rechazo a ti mismo por amor. Puedes cambiar el resentimiento y los traumas por compasión. Puedes superar el miedo a no estar a la altura aceptando tu propia imperfección. Puedes superar la distracción y centrar tu atención. Es hora de Trascender el Piloto Automático y para ello Estamos Aquí y Ahora. Mindfulness, -Ahora- es la Era de Ser. ¡Gracias por Ser, Estar y Existir!

Lea también: ¿Y cómo se cambia a una masa crítica?

Elsy Mata Marcano

Dra. en Filosofía. Locutora Profesional. Ecologista. Máster Trainer en PNL e Inteligencia Emocional. Trainer Coach. Instructora en Mindfulness y Meditación Zen. Activista por los DDHH y por la Paz Mundial. Especialista en Liderazgo y Comunicación. Escritora. Articulista Nacional e Internacional de Revistas y Diarios. Asesora Organizacional. Conferencista.

Comenta y se parte de nuestra comunidad